Los escándalos de las Kardashian con el uso de Photoshop

Los escándalos de las Kardashian con el uso de Photoshop

Redacción

Hace poco, se reveló la enorme preocupación que sufrió Khloé Kardashian cuando salió a la luz una foto suya en traje de baño, pero sin tener un solo retoque de Photoshop. La hermana mayor del famoso clan movió a todo su equipo legal para tratar de retirar la fotografía de Internet, sin conseguirlo aún.

“El horror de Khloé Kardashian ante el público al descubrir cómo se ve realmente pone al descubierto cómo su familia ha construido un cínico imperio multimillonario a partir de la explotación de fotos falsas”, sentenció el polémico periodista Piers Morgan, conocido por ser un acérrimo enemigo de Meghan Markle y el príncipe Harry.

Khloé, Kim y el resto de la familia Kardashian-Jenner han sido criticadas por excederse con el Photoshop en las redes sociales a lo largo de los años. Las estrellas de “Keeping Up With the Kardashians” han sido pilladas incontables veces alterando sus rostros y cuerpos.

Un hecho recordado fue cuando Kim Kardashian afirmó que las imágenes capturadas por los paparazzi durante un viaje a México en abril de 2017 fueron editadas por los fotógrafos para “perjudicarla”.

Luego, la entonces esposa del rapero Kanye West admitió que no estaba en su “mejor forma” y que no había hecho ejercicio durante 12 semanas cuando se tomaron las fotos.

Sin embargo, a pesar de admitir que había estado alterando sus propias fotos, la estrella de 40 años insistió durante una aparición en “The View” que los paparazzi eran los culpables de retocar las imágenes para hacerla ver “mucho peor” de lo que realmente estaba.

Kim Kardashian afirmó que las imágenes "horribles" tomadas por los paparazzi durante un viaje a México en abril de 2017 (izquierda) fueron "retocadas" con Photoshop para ser poco halagadoras y perjudicarla. La foto de la derecha fue publicado por la mediática en Instagram en octubre de 2019

El año pasado quedó al descubierto una vez más por el mal uso del Photoshop con una imagen que subió de su fiesta de cumpleaños con Kourtney y Khloé durante la estadía de cinco días en un resort en la Polinesia Francesa que le costó USD 1.000.000. La mediática editó tanto la instantánea para estilizar su figura que se amputó su propio brazo.

Kim Kardashian editó tanto esta imagen en la Polinesia que no se dio cuenta que "amputó" su brazo derecho.

En 2017 Kim también estuvo involucrada en un escándalo después de que compartió una fotografía de su campaña de su compañía de cosméticos KKW y se vio que había oscurecido excesivamente el tono de su piel. Fue acusada de apropiación cultural. “Estaba realmente bronceada cuando tomamos las fotografías, y probablemente fue un tema del contraste de la imagen. Pero les mostré la fotografía a muchas personas, varias de la industria. A nadie le llamó la atención. Nadie lo mencionó”, se defendió en su momento.

Sin embargo, indicó que entendía las críticas de sus seguidores y que su equipo había realizado los cambios pertinentes a las otras imágenes. “Vimos el problema, lo adaptamos y lo cambiamos inmediatamente. Definitivamente aprendimos de ello”, dijo.Kim Kardashian fue blanco de las críticas en redes sociales luego de compartir una imagen con un tono de piel más oscuro a su color natural

Un momento memorable fue cuando la más famosa del clan Kardashian publicó esta foto en Instagram y pensó que el mundo no notaría el coche aplastado detrás de ella.

El error de edición más recordado de Kim Kardashian en las redes

Kourtney, de 41 años, es la única hermana Kardashian que admitió haberse sometido a una cirugía plástica, pero los fanáticos a menudo la elogian por “mantenerlo real” en comparación de Khloé y Kim. Sin embargo, también ha abusado de los filtros digitales.

Fue acusada de alterar unas fotos en bikini de unas vacaciones en Francia en julio de 2019, luego de que las capturas compartidas en su Instagram contrastaran con las de los paparazzi. En las fotos que subió a las redes sociales lucía su abdomen más plano.

Una foto de Kourtney Kardashian en la bañera. Tan editada que se perdió el muslo de su pierna izquerda Una foto de Kourtney Kardashian en la bañera. Tan editada que se perdió el muslo de su pierna izquierda

Kourtney también causó bastante revuelo cuando promocionó en 2019 su nuevo sitio de estilo de vida, Poosh, mientras compartía una foto desnuda sumergiéndose en un bañera con burbujas. En la imagen de la campaña se mostró con una tercera extremidad desconocida hasta ahora en el cuerpo humano conocida como pierna-izquierda-sin-muslo.

Kylie Jenner Kardashian, cuando las sombras develan el truco.Kylie Jenner Kardashian, cuando las sombras develan el truco.

La más joven del clan se vio obligada a eliminar una imagen de Instagram después de 20 minutos luego de que unos usuarios con ojos de águila la pillaron haciendo trampa y le señalaron una extraña alteración en la imagen. El borde de la piscina de hormigón deformado fue un signo revelador de que había usado una aplicación de edición.

La empresaria, 23 años, busca la perfección de la perfección y claro, comete errores.

Kylie decidió borrar esa foto y subir de nuevo la galería en la que sale posando muy sexy.

Kylie Jenner no se dio cuenta que el borde de su piscina deformado revelaba su truco.Kylie Jenner no se dio cuenta que el borde de su piscina deformado revelaba su truco.

Hace tan solo algunas semanas, Kylie se pronunció a través de Instagram para promover la belleza natural entre sus seguidores y les pidió que dejaran de usar filtros en las redes. Y para dar el ejemplo subió lo que dijo eran una serie de fotos sin editar. Pero los internautas la tacharon de “hipócrita” al ser ella misma quien creó un filtro en Instagram para lucir sin imperfecciones, además de señalar su exceso de maquillaje y múltiples cirugías estéticas.

Aunque el trabajo de Kendall como top model la obliga a mantenerse en forma para desfilar en las pasarelas más importantes de la moda, la famosa de 25 años generó polémica recientemente por unas fotos de su cuerpo. A través de su cuenta de Instagram, Kendall compartió ingenuamente un par de imágenes de ella en lencería para la nueva campaña para Skims, la compañía de fajas y ropa interior de su hermana, Kim Kardashian.

La publicación generó todo tipo de comentario. Sus seguidores señalaron las “proporciones antinaturales” de su cuerpo y la compararon con un muñeca Barbie.

Kendall Jenner, en una campaña que generó polémica

Unos días después de haber sido cuestionada por la mencionada foto, la chica de portada de Vogue se veía increíble cuando se tomó una selfie en una bikini con estampado floral, pero rápidamente comenzaron a llegarle mensajes de un aparente “error” en su publicación.

Los usuarios de Instagram encontraron una falla que reveló un área de la silueta de Jenner justo por encima de la línea de sus bragas que parecía succionada misteriosamente hacia adentro para resaltar aún una forma de reloj de arena. Sus críticos afirmaron que su ombligo parecía alargado y su cintura parecía tener un borde pixelado.

Con información de Infobae