No se frenan las marchas contra el gasolinazo en Aguascalientes

No se frenan las marchas contra el gasolinazo en Aguascalientes

 

 

Gilberto Valadez

Aguascalientes, Ags.- Alrededor de 150 de personas acudieron a la manifestación contra el gasolinazo convocada por el Movimiento de Resistencia Civil Pacífica, la cual finalizó con un mitin en la Plaza de la Patria.

El recorrido se completó de manera pacífica, sin incidentes y donde los participantes lanzaron consignas por la renuncia de Enrique Peña Nieto a la Presidencia, además de exigencias para frenar los aumentos al precio del combustible.

La marcha se trasladó por avenida Madero, al tiempo que los manifestantes portaron cartulinas y pancartas con mensajes “Esos que roban la nación”, “Pueblo despierta”. Incluso, cuando pasaron frente al Congreso del Estado, algunos repitieron el insulto de los partidos de futbol en contra de los diputados, quienes no se encontraban en sus oficinas.

Sobre la Plaza de la Patria,  Manuel Medina Ortega, coordinador del Movimiento de Resistencia Civil Pacífica, dio un  mensaje en el cual demandó la disminución del precio de la combustible: “que no nos engañen: se ha hecho una investigación donde la gasolina debió bajar, pues bajó el precio del dólar que fue el argumento de la Presidencia”.

Destacó que si bien hubo marcha atrás en el gasolinazo previsto para este mes, puntualizó que “viene la continuidad de más aumentos, por ello no es momento de doblegarnos y seguir alzando la voz”.

Medina Ortega denunció supuesta censura en medios de comunicación: “en la semana a muchos les prohibieron que siguieran solidarizando con el Movimiento”.

El coordinador de esta agrupación también se refirió al centenario de la Constitución Política del país, “cumple cien años con coraje e indignación de cómo han mutilado la Carta Magna en artículos como el tercero, referente a la educación, y el 123 en torno a los derechos laborales”.

Medina también se lanzó contra la sección uno del Sindicato de Trabajadores de la Educación, al que calificó de ser un gremio “agachón y una vergüenza para quienes laboramos en las aulas”.