Julio César Chávez asegura que no se arrepiente de haber consumido drogas

Julio César Chávez asegura que no se arrepiente de haber consumido drogas

Redacción

Ciudad de México.-El gran campeón mexicano del boxeo relata su adicción a las drogas.

El mundo de las adicciones dejó en Julio César Chávez grandes lecciones, al grado de que el Gran Campeón aseguró que no se arrepiente de haber consumido drogas, ya que desde su óptica, era algo que estaba en su destino para que pudiera ayudar a más gente.Julio César Chávez ganó 107 de sus 115 peleas profesionales. (Mexsport)© Editorial Medio Tiempo Julio César Chávez ganó 107 de sus 115 peleas profesionales. (Mexsport)

Y es que el César del Boxeo, además de sus éxitos en el ring, está satisfecho con poder ayudar a la gente a salir de sus problemas con las drogas y el alcohol, pues tras su recuperación, logró fundar dos clínicas de rehabilitación, llamadas ‘Baja del Sol‘, mismas que se localizan en Tijuana y Culiacán.

“Gracias a mi recuperación, pude recuperar a mis hijos, a mi familia, ninguno de mis hermanos se droga, toma, gracias a mi recuperación mis hermanos tienen dos anexos y están ayudando a adictos que tienen el mismo problema. Todos mis hermanos se drogaban, menos mi hermano Rodolfo, pero los demás se drogaban conmigo, pero después de mi recuperación ninguno de mis hermanos se droga.

“De alguna manera esto me ha servido, y no me arrepiento, obvio me arrepiento del daño que hice, pero de haber consumido drogas no me arrepiento, porque creo que Dios me tenía predestinado a algo”, indicó JC en entrevista para TV Azteca en 2018.

Julio César Chávez aseguró que mantenerse trabajando lo ha ayudado a mantenerse limpio, como ha sido colaborando con TV Azteca como comentarista en las pelas de box o estando al cargo de sus clínicas de rehabilitación.

“Es una motivación para mí, para no volver a consumir otra vez, para volver a tener esa ansiedad de estar solo en mi casa y no hacer nada, y estar pensando en la droga y el alcohol, porque es una lucha constante de todos los días. Es una lucha diaria. Solo por hoy no voy a tomar, solo por hoy voy a hacer las cosas bien, porque si te descuidas poquito… hay personas que tienen 10 o 15 años sin tomar y sin drogarse y lo hacen un día y se viene todo por la borda”, relata.

Tenía un padre alcohólico

El Gran Campeón reveló que durante su niñez tuvo que lidiar con el alcoholismo de su padre; incluso, refirió que en su momento mencionaba que no quería seguir sus pasos, aunque al final lo terminó haciendo.

“Yo tenía un papá alcohólico. Yo recuerdo que yo le servía a mi papá la cerveza, y yo decía: ‘nunca voy a ser como mi papá’; porque mi papá se emborrachaba y empezaba a ofender y a mentarle la madre a la gente, a insultar a mi mamá. Mi papá no era así, pero tomaba y se ponía como loco, y decía: ‘yo no voy a ser como mi papá’, pero fui peor que mi papá, porque mi papá nunca usó drogas y yo sí”, dijo.

Con información de Medio Tiempo