Ramón García quiso montar en puercos pintos al magisterio y se le cebó

Ramón García quiso montar en puercos pintos al magisterio y se le cebó

El Música

Aguascalientes, Ags.- Se nota en los pasillos de las escuelas normales la desesperación del líder de la sección uno del SNTE, Ramón García Alvizo por no sumar simpatías ante los pobres resultados de su gestión.

Ahora pretende subirle la temperatura a este nivel educativo previo a la elección al gobierno del estado, atizando el fuego, para luego sofocarlo y así lanzar una cortina de humo y no se note su ya menguada convocatoria magisterial. 

Este jueves acudieron a su convocatoria que hizo a través de los secretarios generales de las escuelas normales, poco más de 120 trabajadores, con el argumento de darles información sobre el proceso de corrimientos escalafonarios al interior de dichos planteles. Hasta ahí todo iba bien.

Una vez ahí, encendidos los ánimos por los reclamos de la base trabajadora ante su deslucida gestión y resultados del acartonado líder (quien por cierto, los dejó vestidos y alborotados), a su representante de normales, el cuestionado Sabino Torres Zamora, a quien le señalaron que anda más ocupado en sus pasiones y venganzas personales contra trabajadores, que en dar resultados a las Normales no le quedó de otra más que enfocar las baterías de evasivas y culpas a sus vecinos del IEA.

Los apresurados asistentes, más tardaron en darse cuenta del trasfondo político de la intempestiva convocatoria, que en lo que comenzó a vaciarse el auditorio que lleva el nombre de la madrina política del líder sindical. 

Al final, cerca de 70 trabajadores se trasladaron a las instalaciones de Normales del IEA para solicitar información sobre los avances en los corrimientos de claves y asignación de horas, ahí, el director de Educación Media y superior Noé Garcia por cierto quien por cierto desconoce el tema de las Normales, aventó por delante a Marios Gutiérrez jefe de normales, contrario a su estilo conservador, y no le quedó de otra más que desenmascarar al líder sindical sobre el proceso de corrimientos, asignación de horas, y vacantes, de los que conoce, y muy bien, el acartonado caudillo. 


Vaya que Ramón García conoce muy bien las normales, del que se ufana es su “bastión político”, y como no, señalaron algunos de los asistentes, si se trajo a la mitad de Tamaulipas a cobrar en la nómina en esos planteles, por lo que molestos por la tomada de pelo, algunos de los asistentes incluso señalaron que podrían revelar los nombres de toda la parentela directa e indirecta que el líder sindical ha incrustado en las escuelas normales con saltos escalafonarios inexplicables de algunos de sus secretarios y allegados y muchas tenebras más en caso de volver a utilizarlos para sus fines personales. 

Pero bueno, dice el dicho, el perdido a todas va, y ayer quedó demostrado.