Putin dice que las sanciones occidentales son como una declaración de guerra

Putin dice que las sanciones occidentales son como una declaración de guerra

Redacción

Rusia.-El presidente de Rusia, Vladímir Putin, defendió este sábado la intervención militar en Ucrania y aseguró que las sanciones occidentales contra su país se pueden comparar a una declaración de guerra.

El jefe del Kremlin explicó que la decisión que tomó a finales de febrero fue “muy difícil”, pero que tuvo que dar ese paso para defender a los rusohablantes del este de Ucrania, así como los propios intereses de Rusia.

Horizontal
El presidente ruso, Vladimir Putin (centro), habla durante su reunión con los empleados de Aeroflot en las afueras de Moscú el 5 de marzo de 2022 MIKHAIL KLIMENTYEV / AFP

Durante una reunión con empleadas de las líneas aéreas rusas, retransmitida por la televisión pública rusa, repitió que con su decisión lo que pretende es “desmilitarizar” y “desnazificar” el país vecino, así como lograr que Ucrania tenga un estatus neutral.

En diciembre, Rusia exigió a Estados Unidos y a la OTAN una serie de medidas que ofrecieran garantías de seguridad a Rusia. Entre ellas se encontraba que ni Ucrania ni otra exrepública soviética ingresara en la Alianza Atlántica.

Durante ese encuentro, le preguntaron a Putin por qué comenzó la “operación militar especial” en Ucrania. El líder ruso contestó que fue una decisión difícil y justificó la orden que dio el 24 de febrero en la revolución del Maidán de 2013-2014, que el Kremlin considera un “golpe de Estado”, y en el incumplimiento de los acuerdos de paz de Minsk, que según Moscú atribuye al Gobierno de Kyiv.

Tres objetivos

El líder ruso insiste en que quiere “desmilitarizar” y “desnazificar” Ucrania, y que tenga un estatus neutral

“Seré muy breve, pero hay que empezar, como en estos casos suele decirse, desde el centro del campo. Hablé de esto al comienzo de la operación y dije que antes de tomarla fue una decisión muy difícil, sin ninguna duda”, confesó. En Ucrania “se había producido un golpe de Estado”, añadió, refiriéndose a la revolución proccidental del Maidán que terminó echando del poder al presidente prorruso Víktor Yanukóvich. “Luego sucedieron los eventos relacionados con Crimea y el sureste de Ucrania, el Donbass, donde el pueblo no apoyaba ese golpe de estado”.

Según Putin, Rusia intentó que se cumplieran los acuerdos de Minsk, firmados en 2014 y 2015, “para restaurar la integridad territorial de Ucrania y proteger los intereses de las personas”, que exigían “cosas elementales”: el derecho a “hablar su idioma ruso nativo” y vivir dentro de su cultura.

Con información de La Vanguardia