Obesidad infantil podría crecer hasta en 10% en Aguascalientes

Obesidad infantil podría crecer hasta en 10% en Aguascalientes

Daniela Lomelí
Aguascalientes, Ags.- Debido a los cambios que la pandemia efectuó sobre los hábitos diarios de la población, especialmente de los más jóvenes, Aguascalientes podría tener un incremento del 10% en la población infantil con sobrepeso u obesidad, estimó la pediatra endocrinóloga del Centenario Hospital Miguel Hidalgo, Pía Martínez Gigena. 
En entrevista con El Clarinete, la especialista explicó que a partir de la pandemia, se ha percibido un incremento en el número de pacientes infantiles con esta condición, lo que refleja las consecuencias de la inactividad física, impulsada por el confinamiento y el cierre de escuelas, entre otros factores como los hábitos alimenticios y la dinámica familiar. 
“Realmente se está viendo mucho más y yo creo que en la siguiente encuesta de salud es muy probable que aumente al menos un 10% más de lo que ya teníamos de obesidad. Sí Aguascalientes está por encima del promedio nacional pues lo vamos a ver, posiblemente sí porque ocurre más en ciudades industrializadas”
Mencionó que las últimas encuestas situaron a nuestro estado por encima de la media nacional en cuanto a este problema, considerando que cerca del 30% de la población de entre 5 y 11 años de edad tenían sobrepeso u obesidad.

Indicó que el problema se agrava entre los menores que ya cuentan con obesidad o sobrepeso, debido a que se convierten en un grupo más vulnerable al Covid-19 y a las afectaciones que el virus pueda tener en su salud. 
Martínez Gignea detalló que los menores con estos padecimientos pueden sufrir trastornos ortopédicos, dificultades de sueño, problemas para respirar y oxigenar adecuadamente, presentar aumentos de insulina o cambios en la piel.
En este sentido, la experta consideró que es necesario que las escuelas tengan una mayor intervención sobre la actividad física de los menores de edad, así como que las familias desarrollen una rutina basada en una buena alimentación y la actividad física regular, y en su caso, acudir al médico cuando se presenten cambios irregulares en el peso de los niños.