NFL: Lo mejor y lo peor en los cambios del receso de temporada 2020

NFL: Lo mejor y lo peor en los cambios del receso de temporada 2020

Redacción

Cada año, miramos al receso de temporada anterior y, con base a los resultados de la campaña, evaluamos cuáles son las transacciones que terminaron como las mejores y las peores dentro del receso de temporada 2020 de la NFL.

MOVIMIENTOS MÁS EXITOSOS DEL RECESO DE TEMPORADA 2020

1. Contratación de Tom Brady por los Buccaneers

Honestamente, ¿qué más se hubiera podido pedir con esto? Los Bucs no estaban en la lista de varios como obvio destino de Brady cuando inició el receso de temporada, pero lo convencieron con la idea de que eran un equipo en crecimiento, listo para ganar si podían obtener a alguien que les transmitiera calma, confiabilidad y mentalidad de campeonato.

Hubo contratiempos en el camino y en ocasiones, parecía que no eran lo suficientemente buenos para llegar a este punto, pero subestimar a Brady ha sido una mala apuesta por un par de décadas. Tampa Bay, seguramente, está feliz de no subestimar (a) el impacto que tendría en este equipo o (b) la habilidad de los Bucs para contratarlo.

2. Bills cambian una selección de primera ronda a los Vikings por WR Stefon Diggs

Este es un acuerdo que hizo ganar a ambos bandos, ya que los Vikings usaron esa selección colegial para reclutar al electrificante receptor Justin Jefferson y los Bills usaron a Diggs para liberar el potencial de Josh Allen y su ofensiva. Diggs fue líder de la NFL en recepciones (127) y yardas por recepciones (1,535) en su primera temporada con Buffalo y los Bills llegaron al Juego de Campeonato de la AFC.

El roster de Buffalo ya era fuerte, pero agregar a Diggs bajo la premisa de que era el receptor primario y ue haya actuado como tal, los elevó al siguiente nivel de contendientes de la NFL.

3. Contratación de los Browns de T Jack Conklin y reclutamiento del T Jedrick Wills Jr.

Cleveland tuvo dos metas principales para el receso de temporada 2020: contratar al coach adecuado esta vez y reforzar la línea ofensiva para darle a Baker Mayfield la oportunidad de demostrar su habilidad. Los primeros resultados indican que Kevin Stefanski cumplió la primera meta y la contratación de Collins y reclutamiento de Wills en la primera ronda cumplieron con la segunda.

Estos movimientos no resultaron baratos. Conklin firmó por tres años y $42 millones con $30 millones garantizados y Wills fue la décima selección global, pero eran necesarios y su efecto en Mayfield y la ofensiva Cleveland fue innegable. Los Browns ganaron 11 juegos por primera vez desde 1994 y llegaron a Playoffs por primera vez desde 2002.

4. Cambio de Colts de la selección de primera ronda a los 49ers por DT DeForest Buckner

Como en el caso de Diggs y Buffalo, si vas a cambiar una selección de primera ronda, lo que se obtiene más vale que tenga impacto inmediato y significativo. Los Colts contrataron a Buckner con una extensión por cuatro años y $84 millones con más de $39 millones garantizados justo después del canje, lo que demostró que estaban comprometidos con el defensivo, pero piénsenlo de esta forma: Javon Kinlaw, a quien los 49ers reclutaron con la selección global 14 en el draft, obtuvo un contrato garantizado por $15.488 millones, asó que los Colts iban a gastar esa cantidad de todas formas en un novato de haber mantenido su selección. Apliquen ese dinero al acuerdo de Buckner y se ve mucho mejor.

La defensiva de los Colts fue una de las mejores en la NFL por una buena porción de la temporada y Buckner reforzando la línea defensiva fue una gran razón para ello.

5. Contratación de los Giants de CB James Bradberry

Sí, los Giants terminaron con marca de 6-10, pero todo es relativo. Tuvieron su mayor total de victorias desde 2016 y la temporada ofreció varias indicios de que la franquicia, quizá finalmente, esté en la dirección correcta. Parte de eso fue la defensiva, que se clasificó octava en eficiencia y una buena parte de ello fue el trabajo que los Giants hicieron en la agencia libre.

Bradberry firmó por tres años y $43.5 millones con $29.8 millones garantizados, lo que lo convirtió en una ganga en comparación a esquineros de primera línea como Byron Jones, quien firmó con Miami. Bradberry jugó como un esquinero letal y, junto con su compañero y también agente libre LB Blake Martinez, ayudó a que la defensiva trabajara duro semana a semana y a desempeñarse mejor de lo que hemos visto de una defensiva de los Giants desde el primer año de Ben McAdoo en 2016.


MÁS DECEPCIONANTES MOVIMIENTOS DEL RECESO DE TEMPORADA 2020

1. Texans cambian a WR DeAndre Hopkins a los Cardinals por RB David Johnson y una selección de segunda ronda

Todos odiaron este movimiento de Houston en su momento y aunque los Texans intentaron mitigar la pérdida de Hopkins, quien fue canjeado porque no había confianza con el entonces coach y gerente general Bill O’Brien en su negociación contractual, al negociar un cambio para obtener a Brandin Cooks y firmar a Randall Cobb, el resultado respaldó las criticas iniciales. O’Brien fue despedido antes de la mitad de la temporada, el equipo apenas encontró al coach para remplazarlo y el quarterback Deshaun Watson esta tan fastidiado con la organización que no quiere jugar más para Houston.

El cambio de Hopkins no fue la única razón de todo esto, claro, pero luce tan mal en retrospectiva como se veía en ese momento.

2. Titans firman a defensivos Vic Beasley y Jadeveon Clowney

Tennesse esperaba que Beasley, ex selección de primera ronda de los Falcons, fuera un robo para su sistema de presión defensiva con un contrato por un año y $9.5 millones. Se presentó 10 días tarde al campamento de entrenamiento, lo que provocó una multa de $500,000, y no registró capturas en cinco juegos con el equipo antes de ser cortado en noviembre. Sobre Clowney, esperaron en la agencia libre y lo obtuvieron por un año y $11.5 millones garantizados, pero jugó ocho partidos y no tuvo captura antes de que una lesión en la rodilla pusiera fin a su temporada.

Como equipo, los Titans tuvieron uno de los peores papeles en presión defensiva en la liga, al terminar con sólo 19 capturas y cuatro de ellas, en el último partido.

3. Bears contratan a DE Robert Quinn

Después de una temporada de 11.5 capturas en Dallas, Quinn firmó por cinco años y $70 millones con Chicago que incluyó $30 millones garantizados en los primeros dos años. Los Bears lo contrataron para remplazar al decepcionante y ex selección de primera ronda Leonard Floyd, quien se fue como agente libre a los Rams.

Es justo asumir que los Bears pensaron que Quinn tendría más de dos capturas en 2020. Mientras, Floyd, quien firmó por un año y $10 millones con los Rams, tuvo 10.5 capturas.

4. Panthers firmaron a QB Teddy Bridgewater

No fue una contratación que quebró al banco, pero los Panthers le pagaron $24 millones en 2020 y $10 millones de su salario de $17 millones en 2021 son garantizados. Terminó en el lugar 17 en QBR Total, número 17 en yardas por aire, 24 en pases de touchdown y 12 en yardas por envío. Esos números que duermen a cualquiera.

Carolina quizá ya busca remplazarlo con la octava selección global en el dracft y por cierto, la contratación probablemente resultó en que el rival divisional, New Orleans, por quien Bridgewater jugó los dos años anteriores, reciban una selección colegial compensatoria de tercera ronda en el draft de este año.

Los Panthers pudieron haber retenido a Cam Newton por $19.1 millones y probablemente no les hubiera mucho peor y tampoco estar en problemas con otros $10 millones en 2021.

5. Bengals contratan a CB Trae Waynes y a DT D.J. Reader

A veces, los errores no son culpa del equipo. Los jugadores se lesionan y eso es lo que sucedió aquí. Waynes firmó por tres años y $42 millones de los que $20 millones fueron pagados en el primer año y sufrió la rotura del músculo pectoral en el campamento de entrenamiento y no jugó ni en un partido. Reader firmó por cuatro años y $53 millones que le pagó $22.5 millones en el primer año. Jugó muy bien los primeros cinco juegos, pero se lesionó el cuádriceps en el quinto y tuvo que perder el resto de la temporada.

Eso no es mucho rédito de una inversión en el primer año.


MEJORES APUESTAS DEL RECESO DE TEMPORADA 2020

1. 49ers cambian la selección de quinta ronda en 2020 y una de tercera en 2021 a Washington por T Trent Williams

Todos sabían que Williams quería salir de Washington, pero fueron los 49ers los que entraron en escena y lo obtuvieron a muy buen precio. En el draft, ante la noticia del retiro de Joe Staley, San Francisco reunió a Williams con el coordinador ofensivo de Washington, Kyle Shanahan. Williams recuperó su viejo nivel de Pro Bowl como tacke izquierdo antes de que las lesiones dañaran el roster de los 49ers y lo alcanzaran al final de la temporada. Williams es un agente libre y se ha puesto en posición de recibir otra buena paga a los 32 años.

2. Contratación de Bills de T Daryl Williams

Hablamos antes del pago Premium de Cleveland para mejorar la posición de tackle derecho con Jack Conklin, pero Buffalo hizo lo mismo, pero más económicamente. Firmó a Williams por un año y $2.25 millones y sólo el bono por firmar de $250,000 fue garantizado. Williams fue titular en los 19 juegos de los Bills para una delas mejores ofensivas de la liga y debería estar en línea por un mucho más lucrativo contrato de agente libre en esta ocasión.

El movimiento de Diggs fue el que llamó la atención y la merece, pero contrataciones como están son con las que los gerentes generales realmente se ganan su salario. Brandon Beane merece una felicitación aquí.

3. Los Dolphins contratan a DE Emmanuel Ogbah

Miami obtuvo a Ogbah con un contrato por dos años y $15 millones con $7.5 millones garantizados. Jugó en 16 partidos, fue titular en 12 y tuvo nueve capturas. No sólo es una ganga por capturas por debajo del millón de dólares por un ala defensivo, el hecho de que sea un acuerdo por dos años es extremadamente benéfico para el equipo, que lo tiene por $7.5 millones en 2021 si lo quieren de regreso. De haber sido por una temporada, De haber sido por un año, Ogbah estaría en posición de firmar un buen contrato como agente libre. De haber sido por tres años, estaría en una posición en la que su dinero más probablemente llegaría hasta 2022.

Los Dolphins podrían darle un aumento o una extensión y quizá lo hagan, pero obtuvieron una ganga que continúa siendo una ganga si quieren ver que Ogbah haga lo mismo antes de comprometerse más allá de 2021.

4. Los Colts contratan a CB Xavier Rhodes

Cortado por los Vikings luego de una decepcionante temporada 2019, Rhodes firmó con Indianapolis por un año y $3 millones. Tuvo un renacimiento de su carrera en la defensiva de Matt Eberflus con dos intercepciones, y su porcentaje de pases completos permitido en pases enviados a su cobertura fue del 51.9 por ciento, bueno para terminar en el lugar 11 entre esquineros calificados.

5. La contratación de WR Nelson Agholor por los Raiders

La posición de receptor ha sido un problema para los Raiders los últimos dos años. Tyrell Williams fue una contratación decepcionante como agente libre en 2019. Negociar la adquisición de Antonio Brown fue un completo desastre. Reclutaron a Hunter Renfrow en la quinta ronda del draft de 2019 y Henry Ruggs (Primera Ronda) y Bryan Edwards (Tercera Ronda) en 2020. Edwards se lesionó. Renfrow y Ruggs han sido buenos.

Sin embargo, Agholor, la ex selección de primera ronda de los Eagles que los Raiders firmaron por más de $1 millón el receso de temporada pasado, tuvo una sorprendente temporada 2020 con 48 recepciones para 896 yardas con ocho touchdowns y promedió 18.7 yardas por recepción.

Con información de ESPN