La FEUAA, bajo la eterna sombra del PRI y del PAN

La FEUAA, bajo la eterna sombra del PRI y del PAN

Gilberto Valadez

Aguascalientes, Ags.- Concebida como un foro para la comunidad de alumnos de la máxima casa de estudios local, la Federación de Estudiantes de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (FEUAAA) siempre ha estado a la sombra de los dos partidos políticos que han gobernado el estado.

Adherente de forma abierta en los tiempos de dominio tricolor, el gremio estudiantil no tardó en acercarse al blanquiazul cuando éste ya era opción de gobierno.  En la última década, con el bipartidismo que ha gobernado a Aguascalientes, también la Federación de Estudiantes ha saltado de un lado a otro.

Ello hasta la fecha, donde líderes de alumnos lo mismo han acompañado a votar al gobernador del PRI o se anunciaron en foros virtuales del PAN.

El trampolín

Fundada en 1973, la Universidad Autónoma de Aguascalientes contaría al tiempo con su propia agrupación estudiantil tras el nacimiento de la FEUAA. Entre sus primeros dirigentes figuró Jesús Infante de Alba, quien años después ocuparía diversas posiciones en administraciones del PRI, como haber sido secretario estatal de gobierno de Miguel Ángel Barberena Vega.

Quiérase o no, varios de los subsecuentes dirigentes estudiantiles brincaron hacia posiciones de gobiernos priistas como Edgar Busson, quien luego fue funcionario en el área de Educación en el sexenio de Otto Granados Roldán. O Alberto Gómez Velasco, quien ocupó cargos en administraciones priistas y también llegó a ser delegado de Profeco en el sexenio presidencial de Enrique Peña Nieto.

Algunos inclusive llegaron a ser presidentes estatales del PRI como Roberto Tavares y Enrique Juárez Ramírez, éste último también fue diputado tricolor y apenas dejó la dirigencia tricolor hace un par de meses.

Bajo tono azul

La llegada del PAN primero a la alcaldía de Aguascalientes y después al gobierno del estado generó un cambio de rumbo en la misma FEUAA, cuyos dirigentes comenzaron a apostarle al blanquiazul.

Algunos casos fueron muy evidentes. El 20 de mayo de 2003, Pablo de Luna Brun, entonces presidente de la FEUAA, invitó a Luis Armando Reynoso Femat a la inauguración de un festival deportivo. Reynoso Femat ya era entonces un abierto precandidato del PAN a la gubernatura, pero fue convocado en calidad de presidente honorario del Patronato de Fomento al Futbol, que ese año promovió la mudanza del equipo de futbol Necaxa a Aguascalientes.

Otros serían más descarados. El 25 de enero de 2006, el dirigente Rolando Martínez Cornejo firmó un acuerdo en el que comprometía el voto de los alumnos de la UAA a favor del candidato panista a la Presidencia de la República, Felipe Calderón.

Igual se han dado casos de ex dirigentes estudiantiles quienes han navegado con las dos banderas. Tras haber sido líder estudiantil en 2001, Gabriel Ramírez Pasillas se unió a la campaña de Luis Armando Reynoso en 2004 y hasta fue director del Instituto de la Juventud durante inicios del sexenio. Sin embargo, tiempo después se sumó a la fallida candidatura de la priista Lorena Martínez por la gubernatura en 2016.

Por supuesto otros institutos políticos han intentado romper el duopolio partidista en la FEUAA. A finales de 20006, en pleno proceso para renovar la dirigencia del gremio, la planilla Red Contigo fue descalificada previamente cuando se anunció que su dirigente, Pedro Esparza, era miembro del Partido del Trabajo.

El duopolio

El PRI volvería a ser la primera fuerza electoral del estado en 2010, recuperando las principales posiciones políticas. Al tiempo, la FEUAA también se fue sumando a la cargada tricolor.

Entre estos casos destaca el de Abner Ramos Michaus, primero líder estudiantil y que luego fue elegido presidente del sector juvenil del PRI. También Orlando Sánchez Quezada, que de haber sido dirigente del alumnado en 2012, un año después saltó a encabezar el Instituto de la Juventud durante el gobierno de Carlos Lozano de la Torre.

Durante el sexenio de Carlos Lozano, hubo señalamientos de que el partido en el gobierno metía las manos en los procesos internos. El 27 de febrero de 2013, Hugo Ortega Romero, aspirante a la dirigencia estudiantil, denunció que el PRI “tiene secuestrada a la FEUAA”, manifestando que el tricolor apoyaba la planilla Somos, liderada por Alejandro Aizpuru Guevara, eventual ganador y que tiempo después sería candidato del PRI a una diputación local. Mientras que su sucesora Karla Medina Guardado fue señalada de haber acompañado al propio gobernador Lozano, en una jornada electoral. Hecho que quedó asentado en una carta abierta hacia Medina.

Sin embargo, el cambio de régimen también se volvería a sentir en la Federación de Estudiantes de la UAA. Para inicios de 2017, cuando el PAN ya dominaba el gobierno del estado y el Congreso, el triunfo en las elecciones por la dirigencia del alumnado favoreció a Ivonne Zavala Soto, hermana de la ex candidata a diputada panista Flor Zavala, y que ha ocupado posiciones en algunas alcaldías del PAN.

La más reciente controversia de la FEUAA también tuvo que ver con el partido en el gobierno. El actual dirigente Luis Humberto Sánchez Quiroz, quien apenas cumplió un año en el puesto, fue vinculado en una conferencia virtual organizada por el Comité Directivo Estatal del PAN y denominada “La política en las universidades”.

Además del nombre de Sánchez Quiroz, también se mencionaron a sus compañeros Javier Rosas, secretario de Comunicación Estratégica, y Margarita Ortiz, secretaria de Coordinación Electoral.

El hecho generó críticas en redes sociales de la comunidad estudiantil, por lo que la cúpula de la FEUAA al final declinó participar.