Estos son los 8 cuadros malditos que nadie quiere

Estos son los 8 cuadros malditos que nadie quiere

Redacción

Estas pinturas se dieron a conocer por las macabras historias que contaron algunos desafortunados que tuvieron estas obras en sus manos. 

Algunos de sus dueños anteriores no vivieron para contarlo, pero muchos testigos confirmaron que entre las pinceladas de estas piezas existe una maldición que atrapa a quien se atreva a adueñarse o si quiera a mirar estos cuadros malditos.

1.- Cartas de amor: Esta pintura se encuentra en un hotel de Austin, Texas. Quienes han mirado a los ojos de la niña, afirman haber sentido mareos, vómitos o incluso una levitación por segundos.

cartas de amor

2.- Venus en el espejo: Todos los dueños que La Venus con un Espejo ha tenido se enfermaron repentinamente hasta morir o fueron asesinados. También se rumora que el trabajador de un museo intentó romper el cuadro con una navaja, pero el lienzo jamás se rasgó.

destacada cuadros malditos

3.- El retrato de la niña bruja: Este cuadro le pertenecía a un español que aseguró que la pintura lo seguía con la mirada. También contó que durante las noches una silueta gris se aparecía de lado del cuadro. Misma sombra que muchos afirman se trata de Madame LaLaurie.

nina bruja cuadro

4.- El retrato de Bernardo de Gálvez: Se dice que todos aquellos que quieren contemplar la pintura deben pedirle permiso primero. Ellos dicen que si no lo haces la maldición que rodea a la pintura caerá sobre todos aquellos que se hayan atrevido a verla sin autorización.

galvez


5. Bruno Amadio, Los cuadros de los niños llorones: Se dice que cae desgracia sobre aquellos que poseen alguna de estas pinturas, entre ellas, incendios devastadores.

ninis llorones

6. Ricardo Pustanio, La pintura embrujada de Lalaurie: En 1997 Pustanio retrató en pintura a Madame Lalaurie, quien parece moverse a través del cuadro. También aseguran que la obra suspira y cambia de lugar dentro de la mansión en Nueva Orleans en la que se encuentra. Sin embargo, el creador de la pintura asevera que nada ha interferido con su salud o bienestar a pesar de tener el cuadro en su poder.

lalaurie


7.- El Hombre angustiado: Se sabe que el cuadro fue pintado por un hombre que tenía algún desorden mental. De hecho, utilizó su propia sangre para crear pare del cuadro y al terminarlo se suicidó. Hoy la pintura pertenece a la familia Robinson, quienes relatan que el cuadro gime y se queja durante las noches.

hombre angustiado


8. La niña suicida: Antes de suicidarse una joven dibujó esta imagen, la escaneó y publicó en algunos sitios de la red. Aunque la historia sólo se volvió famosa en Corea, hoy se trata de una leyenda que aterroriza a millones de internautas. Muchos cuentan que al verla cinco minutos fijamente a los ojos comienza a ver una especie de anillos dorados que desquician al espectador orillándolo a suicidarse.

nina suicida

Todas estas historias pueden ser sólo teorías, pero las coincidencias entre muertes, enfermedades y estos cuadros son varias. Suponer que algo no puede ser real porque no podemos verlo o tocarlo es pretencioso… e ingenuo. Sólo los dueños de estas piezas saben a ciencia cierta qué sucede más allá del óleo de las pinturas malditas que, a pesar de su fama, nadie quiere.

Con información de Cultura Colectiva