Esto es lo que debes saber para empezar a rodar en la montaña

Esto es lo que debes saber para empezar a rodar en la montaña

Redacción

Ciudad de México.-Nadie nace aprendido. Incluso los más experimentados ciclistas de carretera que comienzan a andar en bicicleta de montaña cometen errores de principiantes. Con esta guía básica te divertirás con la MTB desde la primera vez que te montes en ella porque si algo caracteriza al mountain bike es lo entretenido que es, de ahí nuestro primer consejo: 

SAL A PASARLO BIEN

La bicicleta de montaña es pura adrenalina y diversión en contacto con la naturaleza, así que para empezar olvídate de retos y entrenamientos. Lo primero que tienes que tener grabado a fuego en tu mente es salir a dar pedales para disfrutar. Ya tendrás tiempo de exprimirte y sufrir sobre las ruedas gordas, pero si el primer día no terminas con una sonrisa de oreja a oreja te va a costar volver a subirte a la bici.

mtb 02

ELIGE LA BICICLETA ADECUADA

Para no terminar desencantado es importante elegir una BTT que se adapte a ti y a tus necesidades. Resumiendo

  • Elige la talla correctaAquí tienes una guía, pero lo mejor es que te aconsejen en la tienda donde compres la bici tanto para la talla como para ajustar la bicicleta a tus medidas.
  • Descarta bicicletas de montaña de enduro o descenso. Para un principiante son modalidades muy “radicales”. Una bicicleta de cross country (rígida o doble) es perfecta para empezar. También una de down country (una cross country doble con un poco más de amortiguación) es otro tipo de MTB recomendable porque se adapta muy bien a diferentes terrenos. 
  • Olvídate de las bicicletas de 26” y las 27,5” (vas a encontrar “chollos” muy buenos en el mercado de segunda mano precisamente porque cuesta mucho venderlas). 29” de tamaño de rueda es el estándar hoy en día. Si eres una persona muy pequeña, entonces una 27,5” te puede ir bien.  
  • Suspensión delantera sí o sí. 100 mm mínimo. Si quieres más comodidad o vives en una zona con terreno muy abrupto, entonces piensa en una bicicleta de doble suspensión, pero son más caras y más pesadas.
  • ¿Aluminio o carbono?. Para empezar mejor una MTB de aluminio con buenos componentes que carbono con peor montaje. 
  • ¿Pedales de plataforma o automáticos?. Si vienes de la bicicleta de carretera no hay duda: Automáticos. Plataforma solo si nunca has dado pedales y vas a circular por sendas o pistas sin mucha dificultad. Para el resto, siempre es mejor automáticos y practicar el enganche y desenganche. Lo que nos lleva al siguiente consejo.

CONOCE TU BICICLETA DE MONTAÑA

Ya tienes tu nueva adquisición, pero antes de tirarte al monte debes habituarte al funcionamiento no solo de los pedales automáticos sino también de los cambios, frenos, amortiguación y demás componentes. Prueba en terreno llano y tranquilo como funciona todo antes de irte off-road. 

Después ten en cuenta que la bici se comporta y responde de forma diferente dependiendo del terreno y las condiciones (seco con firme estable, seco con gravilla o arena suelta, húmedo, mojado con barro…). Cada situación tiene múltiples variables a las que hay que añadir si estás subiendo, bajando, llaneando o dando una curva. Todo influye por eso…

SÉ PRUDENTE Y REALISTA

Sobre todo las primeras veces que te subas a tu nueva montura. El exceso de confianza es uno de los grandes errores de los ciclistas, sea cual sea su experiencia. No trates de ir demasiado rápido, demasiado lejos, demasiado pronto.

mtb 01

Para los que vienen de las ruedas finas hay que decir que el ciclismo de montaña no es igual que el de carretera. Puedes tener la forma y la fuerza, pero no la técnica, así que cuidado.

Tampoco te fíes de los consejos de otros bikers porque seguramente lo que para ellos es “fácil” o “normal”, para ti supone un desafío demasiado grande por el momento. No intentes imitar o seguir a tus amigos si estos ya tienen más experiencia que tú.

SAL CON UN GRUPO ADECUADO 

Si puedes busca una cuadrilla de amigos para salir a dar pedales. Que sean pocos (5-6 como mucho), más o menos de tu nivel y que tengan “buena vibra”. Que la idea de disfrutar y pasarlo bien sea preponderante.

Evita salir con “pros” o ciclistas con mucha experiencia porque nadie va a pasarlo bien. Tú vas a ir siempre muy por encima de tus limitaciones y ell@s muy por debajo. 

Si no tienes otra opción que salir solo. Avisa a tus seres queridos, planifica o conoce la ruta y a poder ser que sea una zona transitada por ciclistas/senderistas por si tienes algún problema.

PREPARA LA SALIDA

Sobre todo si te vas a ir lejos de casa o vas a estar alejado de la “civilización” durante gran parte del itinerario. Debes planear la ruta para conocer el terreno y el tiempo que va a hacer, y también debes ir convenientemente equipado

En bicicleta es fundamental el casco. Para la de montaña hay cascos específicos con un poco más de protección y con visera. Los guantes también son primordiales, por seguridad y comodidad. Con unas gafas, culote y maillot ya tendrías la equipación básica en cuanto a ropa y accesorios para afrontar salidas de más de 2 horas sin ningún problema. Si además vas a salir con frío o con lluvia tendrás que buscar ropa de invierno y chubasquero y complementos que resistan el agua.

Con la ruta y la ropa lista, solo te queda llevar el móvil cargado, algo de dinero, agua y comida (más vale que sobre a que falte) y equipar la bicicleta con el kit de herramientas  (cámara de aire del tamaño de la rueda, bomba, parches, desmontables, multi herramientas con tronchacadenas y eslabón rápido), que puedes meter en una bolsa de sillín o en un bote de herramientas, o también en una mochila de hidratación junto con el resto de elementos descritos en este párrafo

TEN LA BICI A PUNTO

Toda la planificación se te puede ir al traste si te has olvidado, o has dejado pasar, el mantenimiento a la bicicleta. En el ciclismo de montaña el desgaste de la bicicleta y los componentes es mucho mayor que en el ciclismo de carretera. 

mtb 03

Además de limpiarla para que no acumule polvo, barro y suciedad, también hay que revisar toda la mountain bike con anterioridad para que cuando vayamos a cogerla no tengamos que darnos la vuelta porque nos encontramos con una rueda pinchada, un cambio que no cambia, un freno que no frena o una transmisión que lo único que transmite es ruido. 

Un mantenimiento periódico visitando el taller de tu barrio o el de confianza, te ahorrará disgustos y dinero. Además puedes aprovechar para pedir consejo, preguntar sobre cualquier duda que tengas o informarte sobre salidas en grupo.

SAL DE LA ZONA DE CONFORT

En el cuarto consejo decíamos que debías ser prudente y realista, pero no te pases que esto es mountain bike. Parte de la diversión que rodea a esta modalidad está en ensuciarse, en oír derrapar la rueda apurando la frenada, en sufrir alguna caída por ir un poco más allá de nuestros límites, en echar pie a tierra en una subida con un desnivel brutal, en apretar un poco menos el freno en una bajada… busca algo cada semana que suponga un pequeño reto para mejorar tus habilidades y tu fuerza, pero siempre con protección, prudencia y realismo. Tampoco trates de ser Nino Schurter o Maja Włoszczowska en 1 año. Piensa que el suizo y la polaca ya estaban dando guerra en ciclismo de montaña cuando las bicis eran solo de 26”, llevaban tres platos y si no tenían “cuernos” no parecían mountain bikes.

Con información de Siroko Ciclyng