En Bosque de Cobos se podría presentar otro ecocidio

En Bosque de Cobos se podría presentar otro ecocidio

Andrés Rojo

Aguascalientes.- Podría surgir otro ecocidio en el Bosque de Cobos como el que se presentó a unos metros del ex balneario Ojocaliente, autoridades ambientales no han hecho nada al respecto tras haber visto intentos de talas en el lugar, así lo señaló Guadalupe Castorena, presidenta del Colegio de Biólogos de Aguascalientes.
“Nos decían en SEMARNAT que ahí no hay nada y que tenían que dar el permiso, y eso nos sorprendió porque nosotros vamos al lugar y ahí están los restos arqueológicos por lo que creemos que tenían los datos erróneos y se los entregamos para que los cotejen pero nosotros fuimos con GPS los puntos de interés arqueológico y se los entregamos, espero que las autoridades hagan lo suyo”.

También se dijo que parte del Arroyo de Cobos y la Presa de los Parga fue incluida para preservarla, sin embargo esto no es suficiente para evitar los daños al ambiente en esta región.

“Nosotros creemos que si no se logra conservar la parte alta es como la crónica de una muerte anunciada y eso se los dijimos en la consulta pública porque al momento que se desarrolle la parte alta todos los desechos, si no hay un buen manejo, estaríamos terminando con lo arqueológico, paleontológico, geológico y con toda nuestra historia y biodiversidad”.

Se comenta que el Bosque de Cobos es una zona con restos arqueológicos importantes y se está analizando la teoría de la caida de cuerpos espaciales, lo que aportan nuevos datos sobre primeros asentamientos humanos en Aguascalientes.

“Pudieron haber exterminado la fauna prehistórica con la caída de un meteorito como en el caso de los dinosaurios; entonces una doctora especialista en el tema cuando vio el lugar dijo “esto jamás lo había visto en ninguna parte del mundo donde me he plantado”, entonces tomó las muestras estratigráficas y se las llevó para checar si Aguascalientes se posiciona dentro del mapa donde se están encontrando restos de meteoritos de hace 11 mil años”.