A 1 año del programa 4×4 en Aguascalientes capital, persisten violencia y ejecuciones

A 1 año del programa 4×4 en Aguascalientes capital, persisten violencia y ejecuciones

Gilberto Valadez

Aguascalientes, Ags.- Un año después de fuese anunciado como uno de los principales proyectos del municipio para reforzar la seguridad pública, las balaceras y ejecuciones en la ciudad han proseguido pese a los esfuerzos anunciado en el denominado programa 4×4.

Lo cierto es que desde las pocas horas que fue presentada la iniciativa, persiste el registro de balaceras en diferentes partes de la ciudad e incluso algunas comunidades. Teniendo saldo trágico en diversos casos.

Un rápido conteo de lo que ha acumula el año del 4×4 determina que se han registrado al menos 15 balaceras y 18 personas que perdieron la vida en estas.

“A corto plazo”

La mañana del lunes 27 de julio, por medio de una conferencia virtual, la presidencia municipal anunció el programa denominado 4×4, enfocado a mejorar la seguridad pública en zonas habitacionales.

En su momento, las autoridades garantizaron una coordinación entre dependencias del Ayuntamiento capital, en conjunto con los comités locales del buen orden. En el proyecto, basado en un modelo establecido en la ciudad de Puebla, las autoridades ofrecieron brindar resultados tanto a corto como a mediano plazo.

Con todo, solamente un día después del anuncio, hubo una riña en el fraccionamiento Palomino Dena, al oriente de la ciudad. En el suceso, fue herido de gravedad un varón de 44 años, quien sería trasladado a una clínica del Seguro Social, pero luego fallecería el 10 de agosto.

Desde el comienzo

Agosto de 2020 inició con una ejecución en el oriente de la ciudad, ocurrida la noche del sábado 1 en la colonia Che Guevara, donde un varón de alrededor de 35 años fue baleado a las afueras de su domicilio y perdió la vida. Cuatro días después, se reportó una balacera el miércoles 5 en el fraccionamiento Miradores, en la cual resultó herido un menor de apenas 16 años, quien presuntamente había participado en una riña. En esa oportunidad sí se detuvo al presunto responsable. Luego, la madrugada del jueves 13, un varón de 34 años fue asesinado a balazos en calles del fraccionamiento Hacienda San Marcos. El occiso habría sido identificado por autoridades como supuesto distribuidor de sustancias prohibidas.

En septiembre, la noche del jueves 10, fue secuestrado el dueño de un bar al norte de la ciudad. En el suceso, fue ejecutado a balazos uno de los empleados que intentó impedirlo. Mientras que el cuerpo del propietario del local sería hallado un día después cerca de un complejo de cines. Posteriormente circuló un presunto video en donde el occiso revelaba vínculos con el Cártel Jalisco Nueva Generación.

La racha trágica prosiguió en octubre. El viernes 2 se suscitó una nueva balacera en la colonia Las Cumbres entre presuntos distribuidores de sustancias prohibidas: el saldo fue una persona muerta, un menor de apenas 17 años, además de dos heridos. Para la noche del domingo 11, otra pelea campal ahora en la colonia Rodolfo Landeros, derivó en que un varón de 29 años fuera baleado en un glúteo. El mes cerró con otra balacera en la colonia Insurgentes, luego que una mujer de 24 años fue atacada a tiros luego de presuntamente robar un teléfono celular.

Para noviembre, siguieron desgracias que lamentar. En la medianoche del jueves 19, en Los Arellano, una mujer de 20 años y presuntamente vinculada al consumo de drogas fue asesinada a balazos fuera de su domicilio. Ese día, se encontró el cuerpo de un varón, con signos de tortura, a espaldas del Salón del Alba, en el poniente de la ciudad. Para el viernes 20, hubo tres personas asesinadas, una de ellas del sexo femenino, tras una balacera en Ejido Cumbres I.  El mes cerró el domingo 29 con una enésima balacera en Las Cumbres, cuando policías ministeriales que trataban de cumplir una orden de aprehensión fueron recibidos a balazos por un sujeto atrincherado desde su casa, que finalmente sería detenido.

El 2002 concluiría de manera trágica. La noche del 31 de diciembre, un hombre de 30 años fue baleado con cinco impactos en la colonia Insurgentes, falleciendo posteriormente en una clínica situada en el fraccionamiento Pilar Blanco.

Abril rojo

Ya en 2021, tras un enero relativamente pacífico, las ejecuciones prosiguieron en febrero, pues el domingo 21, un presunto ladrón que había cometido diversos hurtos en Villas de las Fuentes había sido atacado a balazos. El hombre de 19 años sobrevivió, aunque descartó ubicar posibles responsables.

Para marzo, la noche del miércoles 3, ocurrió una balacera en un sitio de venta de drogas, que generó saldo de dos personas muertas y una más heridas en la colonia Villa de las Fuentes. Luego, el domingo 21, otro presunto distribuidor de enervantes fue ultimado a balazos en el fraccionamiento Villas del Puertecito. Los posibles responsables lograron escapar. Un día después, hubo otro intento de ejecución en la comunidad de Los Negritos, al poniente de la ciudad, aunque aquí el afectado sí logró sobrevivir.

Inclusive se dio el caso de una pelea entre dos choferes de servicio de transporte, uno de plataforma y otro de taxi tradicional, quienes chocaron en sus unidades el miércoles 17, y que terminó en detonaciones de arma de fuego al sur de la ciudad.

Abril sería un mes de continuos hechos violentos. El miércoles 7, un grupo armado se introdujo dentro de un edificio del fraccionamiento Pilar Blanco y balearon a sus habitantes, matando a dos hombres y una mujer, a quienes se les vinculó con venta de drogas. Ante la indignación ciudadana, autoridades anunciaron poco después la detención de los presuntos responsables.

Luego entre el martes 13 y miércoles 14 se sumaron cinco personas baleadas en diversos puntos de la ciudad como las colonias Insurgentes y Fundadores. El caso más llamativo fue éste último, debido a que dos hermanos murieron tras ser balaceados. Los fallecidos fueron involucrados en supuesto tráfico de drogas.

Ya en mayo, el sábado 1 hubo otro balaceado en Villas de Nuestra Señora de la Asunción. En este caso, un joven de apenas 20 años. Para el sábado 12 de junio, se dio otra balacera, ahora en Pintores Mexicanos, luego que un varón de 45 años fue baleado en tres ocasiones y falleció en una clínica pública.

La violencia también ha alcanzado a comunidades del municipio, pues recién el domingo 18, en la población de Calvillito, un joven de 17 años vinculado a un grupo denominado como cholos, fue baleado afuera de su domicilio, aparentemente por diferencias con otro sujeto.