Isidoro se rebela contra Lorena y pide dar poder a la militancia

Isidoro se rebela contra Lorena y pide dar poder a la militancia

 

Comunicado

Aguascalientes, Ags.- La diatriba del PRI resulta fácil de resolver: le damos el poder a las bases o repartimos sus cenizas con todo y equidad de género, indicó el Consejero Político Estatal  del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Isidoro Armendáriz.

“Es un error pensar que solo las élites hacen unidad política. Mejores recomendaciones de las élites no hacen mejores prácticas, ni mejores candidatos y dirigentes. La unidad de las masas hace la fuerza auténtica de la organización política”.

Aseguró que una de las principales exigencias de la militancia priista en la 22 Asamblea Nacional del PRI será que, el candidato presidencial surja de la consulta directa a las bases.

Dijo que el reagrupamiento de expresiones es legítimo y coyuntural, y los distintos alineamientos con personajes presidenciables habrán de ubicar a cada expresión en su dominio, camino y destino.

Lamentó que mientras los grupos políticos se disputan el escenario y el control del PRI, otros valiosos cuadros se están afiliando a diversos partidos políticos.

Además, advirtió que la unidad política no se escribe en papel periódico y tampoco se esconde; sino que los buenos pactos políticos anteponen prendas de buena fe e intereses supremos, tienen un objetivo, un alcance y bienes comunales sin límites.

Isidoro Armendáriz subrayó que es “primero la democracia para desterrar la dedocracia, luego la meritocracia para marginar a los pequeños comités de la aristocracia, después los acuerdos de capilla para eliminar conflictos clánicos. Así, tendremos liderazgos solventes y morales que sirvan a todos sus representados y no solo a sus afinidades gregarias.  Recordemos que la unidad también florece en la democracia”.

Tras los puntos de vista de diversas expresiones, señaló que las pugnas gratuitas de las cúpulas afectan la unidad orgánica del partido, confunden a la base fiel y alejan a la militancia de su dirigencia. Recordó que las bases del PRI son más grandes, más nobles y más inteligentes que las cúpulas.

Destacó que el PRI no debe ser un partido de tribus, porque este hecho seria retardatario o regresivo. Es un partido de cuadros y de masas, no de caudillos, donde caben los jóvenes que son exponentes del pasado y los antiguos militantes como revolucionarios modernos.

El ex presidente del PRI, sostuvo que “tampoco se debe repartir el botín de las candidaturas entre grupos o tribus, cuates o cuotas , socios o consorcios. Llegó la hora de ganarse una candidatura a pulso, sudando la camiseta, escuchando a la gente, gestionando asuntos, acumulando simpatías, adeptos, voluntades y sometiéndose a un proceso democrático interno para vencer o ser vencido”.

Mencionó que, de manera indiscutible, otro instrumento para la toma de decisiones en la postulación de candidatos será la encuesta. Así, la dirigencia del Partido sabrá quién es quién entre sus cuadros y qué representa cada uno de los aspirantes a un cargo de elección popular. Esto determinará el peso, la talla y el atributo de cada personaje.

La democratización integral del PRI, sectores, organizaciones, candidatos y dirigentes es inaplazable y es una necesidad, concluyó.

+Foto de archivo