El torero francŽs, Sebasti‡n Castella, espera a Paisano de 474 kilogramos de la ganader’a Te—filo G—mez, la tarde-noche del domingo 27 de abril de 2008 en la Plaza de Toros Monumental de Aguascalientes.
Foto: Juan Manuel Robledo / s.i.glo21

Fiesta devaluada

El Clarinetero

Aguascalientes, Ags.- En cuestión de 30 días exactamente comenzará la edición 2017 de la feria de San Marcos y el evento ancla sin duda es el serial taurino.

Aguascalientes tierra de toreros y por ende de conocedores de la llamada “más bella de las fiestas“, merece tener un temporada de primer nivel, dado que después de la Plaza de Toros México, es en esta demarcación donde usualmente a los espadas que triunfan en su feria toma un sin fin de contratos que le hará engrosar sus cuentas bancarias además de crecer su prestigio.

En los últimos años la empresa que regentea las Plazas de Toros San Marcos y la Monumental no le ha dado la importancia y el nivel que tiene este lugar que es reconocido a nivel internacional incluso.

Y decimos esto porque simple y llanamente no envía encierros con edad, trapío y fuerza que den pelea a los varilargueros qué es en esa suerte donde precisamente se mide la fuerza del burel.

Y como hace unos años el entonces alcalde, Miguel Romo quien se dice aficionado a los toros modificó el Reglamento Taurino para impedir que alguien pueda conocer la edad de los bichos que se lidian y a los que se les da muerte en la feria de San Marcos hasta que pasen 12 años después del deceso de la res, algo que va en contra de toda lógica.

Eso sin duda es aprovechado por la empresa que regentea los cosos y por los infames ganaderos que mandan encierros engordados pero que no cumplen con la edad ni la presencia para que la fiesta de sangre, seda y sol se desarrolle como debiera.

Señores el toro es el rey de la fiesta y sí no hay una autoridad que haga valer el reglamento de poco y nada sirve.

Aunado a los altos costos para presenciar este espectáculo que van muy a la alza y no desquitan lo que el aficionado que en un gran número viene de fuera y exclusivamente para disfrutar de una tarde de toros.

Miembros de varias peñas taurinas consideran que actualmente hay al menos cinco personas que pueden con el paquete para convertirse en juez de plaza y no apegarse en demasía a la empresa como lo es el qué esta designado actualmente que es Nacho Rivera Río.

La inconformidad en el mundillo de la tauromaquia local es grande y se espera que las autoridades competentes tomen cartas en el asunto para que Aguascalientes recupere su grandeza y su sitio como una de la plazas taurinas más importantes de América latina.