Economía, gran pendiente de AMLO en primer año de gobierno

Economía, gran pendiente de AMLO en primer año de gobierno

Redacción

Ciudad de México.- La economía es uno de los grandes pendientes del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante su primer año de gobierno, según indican analistas en el tema.

Y es que las acciones se han quedado muy lejos de la promesa de su gobierno, de crecer a un ritmo de 4% anual, que era una cifra adecuada a comparación de los sexenios anteriores, cuando el país tuvo un crecimiento económico del 2%, considerado como “mediocre” para López Obrador, cuando este era oposición.

“La política económica neoliberal ha sido un desastre, una calamidad para la vida pública del país“, afirmó al rendir protesta como presidente el 1 de diciembre de 2018 ante el Congreso de la Unión.

Sin embargo, en su primer año como presidente de la República, López Obrador no llegó ni a 2% y en los primeros nueve meses de este 2019, el crecimiento fue 0%.

De acuerdo con los datos recién revisados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el último trimestre de 2018 (los dos últimos meses de Peña Nieto y el primero de López Obrador), el Producto Interno Bruto (PIB) del país se redujo 0.1% con respecto al trimestre anterior.

Desde 2018, la economía de México ha tenido caídas en algunos trimestres; este 2019 se ha encontrado prácticamente estancada.

El último trimestre de 2018 y los dos primeros de 2019 con cifras por abajo de cero conforman la recesión técnica que tanto se había augurado y que se ratificó con la revisión del Inegi a sus cifras, pues anteriormente las mediciones preliminares no habían caída en terreno negativo.

México, al ser una economía abierta, depende mucho de los flujos de capital internacionales y ha resentido la desaceleración en la producción y comercio mundial, explicó Diego Alejo Vázquez, economista y politólogo por el Tecnológico de Monterrey y El Colegio de México, en entrevista con Forbes México.

Una de las principales características del gobierno federal de López Obrador es el subejercicio del gasto público en el que se cayó por tener un mayor control de los recursos a fin de disminuir la corrupción.

“Parte de por qué el ejercicio del gasto se hizo así fue por la manera y el cambio que implicó una política implementada inicialmente por el mismo Carlos Urzúa (exsecretario de Hacienda) de generar ahorros y cambiar la manera en que el gobierno hacía las compras, sus licitaciones”, afirmó Vázquez.

Con información de Forbes México