Arácnido “con cabeza de perro” descubierto en selva tropical, se viraliza

Arácnido “con cabeza de perro” descubierto en selva tropical, se viraliza

Noticieros Televisa

Una extraña especie de arácnido que parece tener una “cabeza de perro” encima de su cuerpo, apareció en las impresionantes imágenes que el fotógrafo y científico Andreas Kay, compartió a través de su cuenta de Flickr.

El espécimen, hallado en una selva tropical de ecuador, es conocido científicamente como Metagryne bicolumnata y es una de las muchas especies que habitan el amazonas.

El nombre común de este arácnido es opilión conejo.

No obstante, hasta ahora ningún fotógrafo se había acercado tanto a uno de estos arácnidos, por lo que las fotos resultantes de su excursión, resultan impresionantes.

Rápidamente, las imágenes se viralizaron en internet debido a lo extraño, fascinante y colorido del arácnido.

arana-cabeza-de-perro-fotos-selva-andreas-kay
(Andreas Kay @ Flickr).

Este arácnido es más pequeño que un pulgar, pero tiene dos brillantes ojos que destacan en sus colores amarillo y negro. Encima de su cuerpo, tiene una protuberancia que se asemeja a la silueta de un perro, ya que incluso cuenta con “dos orejas”.

El científico y columnista Ferris Jabr, que escribe en la revista del The New York Times, incluso llegó a decir en Twitter que le fascinaría saber porqué esta araña evolucionó hasta adquirir ese peculiar aspecto.

“Definitivamente no se sabe,” escribió en Twitter Jabr, que también cree que la forma de la araña podría “ser una adaptación para enfrentar a los depredadores o quizá un ornamento usado para llamar la atención en la época de apareamiento”.

No obstante, cabe destacar que este arácnido no es una araña y que no es la primera vez que la Humanidad se sorprende con su peculiar forma, ya que en 1959, el científico Carl Friedrich Roewer, la registró por primera vez.

A pesar de sus brillantes colores que podrían sugerir que porta un veneno potente, el opilión conejo es inofensivo, así que los humanos que sepan respetarla, podrán acercársele tanto como lo hizo Ray.

Puedes mirar el resto de las fotografías de este científico dando clic en este enlace, que lleva a su página oficial de Flickr.