Ya es posible tener Internet bajo el agua

Ya es posible tener Internet bajo el agua

Redacción

Internet es una herramienta de comunicación indispensable, ya que conecta decenas de miles de millones de dispositivos en todo el mundo y, sin embargo, nos cuesta conectarnos a la red cuando estamos en el medio acuático. Y es que el mar profundo es una frontera que aún no hemos traspasado por completo.

La comunicación a través del agua no es tan simple como a través del aire y el espacio. Es posible con señales de radio, acústicas y de luz visible. Sin embargo, la radio solo puede transportar datos a distancias cortas, mientras que las señales acústicas admiten largas distancias, pero con una velocidad de datos bastante limitada. La luz visible puede viajar lejos y transportar muchos datos, pero los haces de luz requieren una línea de visión clara entre los transmisores y los receptores. Todo son limitaciones.

Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad Rey Abdullah de Ciencia y Tecnología, KAUST (Arabia Saudí) ha desarrollado Aqua-Fi, un sistema inalámbrico subacuático que admite servicios de Internet, como el envío de mensajes multimedia mediante LED o láser. Los LED proporcionan una opción de baja energía para la comunicación a corta distancia, mientras que los láseres pueden transportar datos mucho más lejos, pero necesitan más potencia.

Los investigadores construyeron un prototipo de Aqua-Fi, detallado en su estudio publicado en la revista IEEE Communications, utilizando LED verdes y un láser de 520 nanómetros. Ambos se usaron para enviar datos desde un pequeño ordenador a un detector de luz conectado a otro ordenador.

El primer ordenador convirtió fotos y vídeos en una serie de unos y ceros que luego se transfirieron a través de un haz de luz que se enciende y apaga a velocidades muy altas para transmitir la señal. El detector de luz detecta la variación en la velocidad de la luz y la traduce nuevamente al lenguaje máquina de unos y ceros. Esto, a su vez, es convertido por el ordenador receptor en el mensaje transmitido u otro contenido multimedia.

internet-mar2

En el mundo real, Aqua-Fi usaría ondas de radio para enviar datos desde el smartphone de un buzo a un dispositivo de “puerta de enlace” conectado a su equipo. De la misma manera que opera un amplificador WiFi, esta puerta de enlace envía los datos a través de un haz de luz a un ordenador en la superficie que está conectado a Internet vía satélite.

Los científicos probaron su sistema cargando y descargando simultáneamente multimedia entre dos ordenadores, colocándolos a pocos metros de distancia en agua estática. La tasa de transferencia de datos máxima obtenida fue de 2,11 megabytes por segundo y un retraso promedio de 1,00 milisegundos para un viaje de ida y vuelta.

“Esta es la primera vez que alguien usa Internet bajo el agua de forma completamente inalámbrica”, explica Basem Shihada, líder del estudio.

Aún habrá que esperar: “Aqua-Fi no estará disponible hasta que superemos varios obstáculos. Esperamos mejorar la calidad del enlace y el rango de transmisión con componentes electrónicos más rápidos. El haz de luz también debe permanecer perfectamente alineado con el receptor en aguas en movimiento, y el equipo está considerando un receptor esférico que pueda capturar la luz desde todos los ángulos “.

“Hemos creado una forma relativamente barata y flexible de conectar entornos submarinos a Internet global. Esperamos que algún día, Aqua-Fi sea tan ampliamente utilizado bajo el agua como lo es el WiFi sobre el agua”, concluye Shihada.

Con información de Grandes Medios