Viva Aerobus busca más rutas y aviones para 2020

Viva Aerobus busca más rutas y aviones para 2020

Redacción

Ciudad de México.- Viva Aerobus es optimista respecto a lo que viene para 2020. Con 10.8 millones de pasajeros transportados de enero a noviembre, la aerolínea ya superó el flujo de usuarios percibido en todo 2018 –de 10 millones–, y espera terminar el año con un aumento de 21% para 2019, con 12 millones de pasajeros. Ahora, busca que el alza sea de hasta 22% en 2020.

Para Juan Carlos Zuazua, director general de la aerolínea, la estrategia es clara: con la estructura de costos adecuada, la compañía puede tener tarifas bajas –de 568 pesos en promedio, sin impuestos y para viajes sencillos– lo cual estimula la demanda de usuarios. 

“Confiamos en que seremos capaces de bajar aun más nuestro costo unitario. Al momento en que nosotros seamos mas competitivos en lo que nos cueste producir cada asiento, podemos ser mas competitivos en el precio que podemos ofrecer en dado caso que sea necesario”, indica en entrevista.

Pero bajar costos no es sencillo. Fernando Gómez Suárez, analista del sector aéreo, considera difícil que una aerolínea mantenga una estrategia de tarifas bajas más allá de un año.

Para crecer de forma rentable, la aerolínea bajo el mando de Zuazua tiene una estrategia enfocada en sumar nuevos destinos, así como frecuencias en rutas ya existentes, agregando más aviones a su flota como parte de un pedido de 80 aviones realizado a Airbus, de los cuales 43 son del modelo A321neo, que al ser más grande que el A320 que operan actualmente, brinda un mayor margen de maniobra a la aerolínea. “Con un avión más grande, los gastos totales se dividen entre más asientos”, explica Zuazua.

Esta estrategia también apunta a una generación de ingresos complementarios que durante el tercer trimestre del año concentró 38% del total, acumulando 1,522 millones de pesos, un rubro en el que la compañía fue reconocida en 2018 por la plataforma CarTrawler como la proporción más alta a nivel mundial, que en aquél año alcanzó 47.6% del total.

Pero al estar inmersos en una industria tan vulnerable a factores macroeconómicos, Viva Aerobus requiere de disciplina en su estrategia. “El sector de aerolíneas es muy cíclico. Riesgos como el combustible, la volatilidad del tipo de cambio y posiciones del gobierno no los puede controlar (…) Si logran administrar estas variables y enfrentan los riesgos de manera adecuada podrán seguir creciendo”.

De momento, la ambición de la aerolínea es estimular un crecimiento de pasajeros enfocándose principalmente en rutas domésticas desde sus cinco bases de operación –en Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara, Cancún y Tijuana–, además de un par de rutas internacionales que podrían incorporarse en 2020, refiere Zuazua, sin cambiar su postura respecto a la operación de aeropuertos como el de Santa Lucía. “Una vez que el aeropuerto esté funcionando sí tenemos interés operar, así como lo hacemos en otras partes de la zona metropolitana, como Toluca, Querétaro y Puebla. Santa Lucía no será la excepción”.

Con información de Expansión