Un año después los camiones siguen igual en Aguascalientes

Un año después los camiones siguen igual en Aguascalientes

Gilberto Valadez

Aguascalientes, Ags.- Un año después de un sorpresivo aumento a la tarifa de los camiones urbanos, la promesa de mejorar la calidad del servicio quedó en el olvido.

A la fecha, persisten las fallas en cuanto a la mala calidad de algunas unidades, chóferes que no cumplen con el horario. Más aún, diversos accidentes viales que en algunos casos han sido fatales.

El aumento fue avalado por el gobierno estatal del PRI, mientras la actual administración del PAN sigue sin presentar su proyecto de Ley de Movilidad. En tanto que el PRD en el Congreso manifiesta que el servicio tiene cuatro administraciones estatales en el olvido y actualmente se encuentra “colapsado”.

Todo al último

El 21 de noviembre de 2016 fue anunciado un incremento en la tarifa del servicio de camiones urbanos, que se elevaron de un costo de seis pesos a 7.50 por viaje.

Fue la respuesta del gobierno del priista Carlos Lozano de la Torre a presiones por parte de la red de camioneros afiliada a la Alianza de Transportistas Urbanos y Suburbanos de Aguascalientes (Atusa), que incluyó un virtual paro de actividades en demanda a un incremento de tarifas.

Luego de días de estira y afloja, entre gobierno y Atusa finalmente se concedió un aumento de un peso con 50 centavos. Sin embargo, la administración estatal que estaba a menos de dos semanas de concluir hizo todo el trabajo al vapor. El incremento se dio a conocer primero en las redes sociales y por un comunicado oficial, pero sin la prevención de anunciarlo a la población. Literalmente, de la noche a la mañana los aguascalentenses se enteraron que había aumentado el costo del pasaje.

Más aún, quedó en evidencia que el aumento había sido aplicado cuando todavía no era

publicado en el Periódico Oficial del Estado.

Tragedias

En diciembre de 2016, el Movimiento Popular para la Emancipación Social AC (Mopes) presentó una denuncia contra Atusa por aplicar un incremento a las tarifas sin estar publicadas en el Periódico Oficial del Estado.

Manuel González, dirigente de la agrupación, tachó de “robo” el aumento a las tarifas de los camiones.

Sin embargo, en mayo de este año, el juez segundo de distrito José Guadalupe Arias Ortega desechó la querella. González estalló contra Arias, calificándolo como “el juez Porky de Aguascalientes”.

Mientras eso sucedía, el servicio de camiones urbanos mantenía las mismas fallas de siempre: no hay claridad en torno al límite de horario, pero los chóferes de manera unilateral empiezan a dejar de subir pasaje después de las 21:00 horas, además que siguen circulando unidades sucias o con rayones.

Lo más lamentable fueron los decesos ocasionados por camioneros. Desde que aumentó el pasaje, al menos cuatro personas perdieron la vida luego de ser atropellados por alguna de estas unidades. Los hechos sucedieron el 8 de diciembre del pasado 2016, con un adulto de 70 años; en marzo, dos ciclistas en marzo y agosto últimos, además de otra persona del sexo masculino, el pasado 4 de mayo.

Las promesas

El priista Carlos Lozano entregó el poder al panista Martín Orozco Sandoval, quien  entre sus primeros anuncios, ofreció un proyecto de modernización para el servicio de camiones urbanos.

De esta manera, el 9 de diciembre de 2016, el ejecutivo adelantó una modernización de 700 unidades de transporte que además contarían con Internet y hasta aire acondicionado.

Sin embargo, casi un año después el gobierno de Aguascalientes no ha cumplido con lo más básico. Presentar su proyecto de Ley de Movilidad al Congreso del Estado.

Armando Roque Cruz, secretario de Gestión Urbanística y Ordenamiento Territorial (Seguot), anunció el pasado 5 de julio, la elaboración de un proyecto de Ley Estatal de Movilidad enfocado a regular el uso de vehículos motorizados, añadiendo que Aguascalientes sería “punta de lanza” en este aspecto.

No obstante, cuando está por terminar noviembre, el titular de Seguot aún no entregaba este proyecto al Congreso.

Servicio “colapsado”

Para el diputado del PRD Iván Sánchez Nájera, integrante de la comisión de Transporte en el Congreso de Aguascalientes, el servicio de camiones urbanos de la capital lleva más de dos décadas en el olvido.

“Al menos llevamos cuatro administraciones, y siendo muy conservadores en esa observación, al menos cuatro gobiernos que han quedado a deber en la modernización del transporte a la población”, aseveró.

Esas últimas cuatro gestiones pertenecen a los gobiernos del priista Otto Granados,los panistas Felipe González y Luis Armando Reynoso, además del también tricolor Carlos Lozano.

Sánchez Nájera declaró que la actual administración que encabeza el panista Martín Orozco pudiera ser la quinta en repetir los mismos yerros: “el  actual gobernador ha dicho que el proyecto de movilidad será uno de sus ejes prioritarios. Ya llevamos un año y no hemos visto estas mejoras”.

El legislador perredista enfatizó que el transporte urbano en Aguascalientes se encuentra “colapsado” y enumeró las fallas que se siguen presentando.

“Las rutas no están trazadas, los horarios no son los que la ciudad ocupa, la zona conurbada no encuentra las formas de movilidad y las personas que aún utilizan los medios de transporte no encuentran las vías indicadas”.

Es el transporte público local, a un año del aumento a las tarifas.