Un año de la seña obscena de Sergio Augusto, pero aún sigue en la política

Un año de la seña obscena de Sergio Augusto, pero aún sigue en la política

Gilberto Valadez

Aguascalientes.- La mañana del 12 de febrero de 2021, el Congreso del Estado inició un debate en torno a la reforma constitucional que había sodo bautizada como Ley Provida.

El documento buscaba brindar personalidad jurídica a los no nacidos y ya había sido presentada antes por la bancada del PAN en diciembre de 2018, pero no alcanzó a sumar los votos correspondientes por ser reforma constitucional.

Pero en febrero del año pasado, en una sesión extraordinaria y a puerta cerrada en palacio legislativo, el documento finalmente obtendría los votos necesarios para convertirse en reforma constitucional. Uno de los que se sumó fue el diputado Sergio Augusto López Ramírez.

Legislador del Partido Verde por quinta ocasión vía plurinominal, López Ramírez subió a tribuna y empezó a contar una presunta moraleja alusiva a la vida. Sólo que en un momento dado, mostró el dedo medio de su mano derecha y dijo las siguientes palabras: “¿Este dedo que está aquí de quién es? Es tuyo, filósofo. Y si te lo meto hasta dentro en esa parte que empieza con C y termina con O y no es el codo, ¿de quién sigue siendo el dedo? Lo mismo pasa con este tema: el niño, el bebé no es de la mujer, es una vida”

“No sabe de educación sexual”

El exabrupto del diputado local llegó a ser noticia nacional, retrasmitiéndose las imágenes de la seña obscena en noticiarios de televisión, además de canales de internet.

La desaprobación en medios fue unánime. Uno de los más incisivos sería el columnista del diario Milenio, Braulio Peralta, quien el 15 de febrero escribió: “Sergio Augusto López Ramírez no sabe de educación sexual. Conoce la reproducción como un asunto religioso. Quizá no sabe del gozo del sexo por simple placer. Desconocemos si ese señor lleva una doble vida o visita los burdeles de Aguascalientes”.

Pero las siguientes manifestaciones surgieron de la comunidad feminista del estado, que de manera pública exigió la renuncia del representante del Tucán. Así se pronunció el colectivo Comunidad Feminista Aguascalientes a través de un comunicado el jueves 17. “Las mujeres en Aguascalientes no vamos a permitir tus discursos de odio, Partido Verde Ecologista México la disculpa pública no sirve, exhortamos se actúe en consecuencia con su cinco veces diputado plurinominal chapulín”.

Incluso sus mismos compañeros legisladores dejaron solo a López. El sábado 13, el líder de la bancada del PAN, Gustavo Báez, marcó su distancia alegando “la opinión de Sergio Augusto no es la opinión de los 27 diputados. Cada quien es libre de expresarse, pero la máxima tribuna siempre merece un respeto y creo que no lo tuvo”.

Al final, Sergio Augusto López tuvo que ofrecer una disculpa pública. Pero el escándalo no dejó de perseguirlo.

Sancionado… Pero por otro caso

Irónicamente, el diputado esmeralda sí fue multado ese año por incurrir en violencia política de género; aunque no debido al escandaloso hecho ante el pleno.

En pleno año electoral para la renovación de alcaldías y diputaciones, la candidatura del PVEM al ayuntamiento local recayó en Saraí Ornelas, quien terminó con un abierto enfrentamiento con el legislador, luego que la aspirante le denunció por presunta violencia de género en perjuicio de sus derechos políticos.

El 12 de octubre pasado, el Tribunal Electoral del Estado acreditó que López Ramírez había incurrido en dichos actos, afectando a la aspirante de su propio instituto político. No obstante, el monto de la multa fue risible: poco más de cuatro mil pesos.

Nada de ello le importaría a la cúpula del Tucán, que siguió consintiendo a su militante.

Premio en casa

Tras concluir su periodo constitucional como legislador en septiembre pasado, López Ramírez fue rescatado por su instituto político.

En diversas entrevistas, el legislador anunció que había sido nombrado coordinador de la estructura electoral nacional del Partido Verde, con miras a los comicios que se prevén para la renovación de varias gubernaturas.

Por lo pronto, ya no volvió a reelegirse por enésima vez al Congreso del Estado. Aunque nadie descarta que vuelva a tener una curul. Siempre lo hace.