UAA forma parte de la Red de Escuelas Asociadas de la UNESCO

UAA forma parte de la Red de Escuelas Asociadas de la UNESCO

Redacción

Aguascalientes, Ags.- El Pluralismo, la responsabilidad social y el humanismo son tres de los valores que rigen el devenir de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, de ahí que tomen papel activo de esfuerzos como el de la Red de Escuelas Asociadas de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), a través de la cual se busca promover tópicos sustanciales para la sociedad como la cultura de paz y no violencia, la sustentabilidad ambiental, la igualdad de género y la equidad a través de las entidades educativas.

Al respecto, el Dr. Salvador Camacho Sandoval, profesor-investigador adscrito al Centro de Ciencias Sociales y Humanidades (CCSyH) y Coordinador del Programa de la UNESCO en la institución, enfatizó en la necesidad de fortalecer este tipo de mensajes, tanto al interior de la comunidad universitaria como para la sociedad en general, pues muchas veces no se logra entender la cercanía e impacto que tienen estos objetivos globales con nuestras problemáticas locales.

Señaló que, si bien las responsabilidades de las grandes problemáticas en parte deben ser atendidas en la cotidianidad de cada persona, la participación de instituciones como la UAA en el programa de Escuelas Asociadas ayuda a visibilizar los errores que se cometen día a día, y a impulsar propuestas de solución cuyo impacto agregado pueda incrementarse exponencialmente en comparación con los esfuerzos individuales.

En este sentido, recalcó el Dr. Camacho Sandoval, la Autónoma de Aguascalientes por su propia naturaleza cuenta ya desde hace un tiempo con programas que atienden de manera directa e indirecta los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), sin embargo, los mismos se ven fortalecidos con la incursión de la UAA en nuevos proyectos interinstitucionales como lo es el que coordina de manera interna.

En razón a lo anterior, instó a los docentes y alumnos de la institución a involucrarse con este proyecto de la UNESCO, pues aún existen problemáticas que requieren de una mayor atención, como lo podría ser el saneamiento del agua, la protección ambiental o la movilidad social para el fin de la pobreza, por mencionar algunos, los cuales, consideró, gracias al tacto y sensibilidad que distingue a la comunidad universitaria, pronto deberán ser ejes para la formulación de nuevas propuestas de impacto social.

Finalmente, hizo hincapié en el compromiso que ha caracterizado históricamente a los docentes de todos los niveles en la tradición educativa en México, ya que nuestro contexto, mencionó, exige que la formación de educandos vaya más allá de los contenidos académicos y tenga una injerencia directa en las habilidades cognitivas y emocionales que proyecten al ciudadano hacia una mejor posibilidad en términos de calidad de vida, una práctica que debe continuar y fortalecerse.