Sujetos pedían 1 mdp por liberar a un sexagenario. Era una extorsión telefónica

Sujetos pedían 1 mdp por liberar a un sexagenario. Era una extorsión telefónica

Redacción

San José de Gracia, Ags.- Una vez más, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y de la Policía Cibernética en coordinación con la Policía Municipal de San José de Gracia, evitaron una extorsión telefónica en la que le solicitaban un millón de pesos a una persona de sexo masculino a cambio de no hacerle daño a su progenitor, a quien supuestamente tenían privado de su libertad, tratándose de un engaño.

Los hechos se registraron alrededor de las 20:30 horas, cuando a través del Servicio de Emergencia 911, policías estatales y municipales, recibieron el reporte de que un individuo, habitante del municipio de San José de Gracia, requería el apoyo de la policía toda vez que había recibido una llamada en la que un sujeto que dijo ser integrante de un grupo delictivo le exigía dinero.

Inmediatamente, los oficiales se dirigieron al domicilio del afectado de nombre Carlos de 37 años de edad, quien explicó que instantes antes recibió una llamada y varios  mensajes del número 3461001116, en el que un sujeto que dijo pertenecer a un grupo delictivo le informó que tenían a su padre de 64 años de edad secuestrado y le solicitó 1 millón de pesos a cambio de no hacerle daño y volver a verlo con vida.

El afectado agregó que intentó comunicarse con su progenitor, sin embargo, no obtuvo respuesta por lo cual decidió marcar al 911 para pedir ayuda.

Los oficiales le explicaron que seguramente se trataba de una extorsión telefónica indicándole que no efectuara depósito alguno y emprendieron diversas acciones para localizar a su progenitor.

Como resultado de las acciones efectuadas de manera conjunta, finalmente el sexagenario también de nombre Carlos, fue localizado a bordo de su vehículo particular sobre la calle Juan Domínguez del mismo municipio encontrándose sano y salvo.

Al ser cuestionado, informó que recibió una llamada en la que bajo amenazas le ordenaron salir de su domicilio sin decirle a nadie y poner su celular en modo avión, haciéndole saber que lo tenían vigilado y en caso de no seguir las indicaciones le harían daño a toda la familia.

Finalmente padre e hijo se reunieron sin que se efectuara depósito alguno, por lo cual, agradecieron el apoyo de los oficiales.