Su campaña está enferma y muriendo lento y ni con Dr. la pudieron salvar

Su campaña está enferma y muriendo lento y ni con Dr. la pudieron salvar

Francisco Espinosa

Aguascalientes, Ags.- Cuando Tere Jiménez Esquivel se mostraba frente al micrófono en el pleno del congreso, la panista afinaba la voz y sin titubeos hablaba del tema en turno, con la astucia de quién se ha preparado y sabe hacer su papel. Esa imagen, tan visible e irreprochable, se ha quedado lejos de los actos de campaña de quién quiere ser alcaldesa del municipio capital por parte del Partido Acción Nacional (PAN).

Sin embargo, el empuje de la gente que apoya a la abanderada blanquiazul, disimula la mala dicción y las miradas constantes a la hoja que está leyendo. A base de gritos, Tere Jiménez logra que más de cinco mil personas que abarrotaron la plaza de toros San Marcos se emocionen, y que otras mil se hayan tenido que quedar en la calle por no poder encontrar disponible adentro del inmueble. La favorita para ocupar el máximo cargo del palacio municipal, intenta que el contenido de su discurso sea mas vistoso que la forma del mismo.

Entonces ataca en medio del alarido de la gente, para intentar que la distancia entre ella y su más cercano perseguidor se haga más grande. “Sus campañas negras no nos hacen daño. La gente sabe que tienen miedo, y no lo pueden ocultar. Su campaña está enferma, muriendo lento, y no pudieron salvarla ni con un doctor”, grita con enjundia sin mencionar al destinatario, ni hace falta que lo haga. La militancia panista presente le aplaude más fuerte que nunca, celebrando la referencia al pediatra y candidato de la coalición ‘Aguascalientes grande y para todos’, el priista José de Jesús Ríos Alba.

El PAN ha reconocido y usado la brecha entre Tere Jiménez y Ríos Alba. Por eso, la aspirante a la alcaldía de Aguascalientes toma la bandera partidista para recordarle a los presentes que no solo se trata de una contienda municipal y de gobierno. “Estoy segura que el PAN se llevara carro completo: 11 de 11 alcaldías, 18 de 18 diputados locales y la gubernatura del estado; así lo quiere la gente”, apunta a modo de invitación para que los distritos se vistan de azul.

Asimismo, Jiménez Esquivel añadió que pertenece a una generación de jóvenes “que quieren, pueden y saben gobernar” y a una “fórmula ganadora porque tenemos al mejor partido, a los mejores candidatos y porque gracias a ustedes vamos a ganar esta campaña”. Llena de confianza, tras decir que la tendencia a su favor ya es irreversible, invitó a la militancia panista para prepararse para ganar la elección. “Los necesitamos más que nunca. Redoblemos esfuerzos y que nadie se confíe hasta ganar y defender esta elección”, apuntó temiendo por una posible judicialización del proceso.

Para culminar -ya bien arropada en el triunfalismo-, declaró que será una alcaldesa de tiempo completo a la que no le temblará la mano para gobernar. “Este cinco de junio, que nadie se quede en casa: llevemos a nuestros amigos, familia y vecinos a votar por nuestros diputados, por Tere Jiménez para la alcaldía, y por nuestro próximo gobernador, Martín Orozco Sandoval”, concluyó.