Se suma a pobreza laboral la falta de programas de capacitación en el país

Se suma a pobreza laboral la falta de programas de capacitación en el país

Redacción
Ciudad de México.- El Centro de Estudios para la Promoción y Difusión del Empleo Formal (CEEF) calificó como lamentable la cancelación del Programa de Apoyo al Empleo (PAE), a través del cual se colocó laboralmente a 112, 254 mexicanos en 2019.

La noticia que dio a conocerse de manera reciente “es un golpe al mercado laboral, porque implica cortar con un programa de apoyo para los mexicanos. Meter tijera no es óptimo en lo general, mucho menos ante la contigencia actual”, afirmó Armando Leñero, integrante del CEEF.

Esta decisión se suma a la actual revisión realizada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval),  que reportó un incremento de 7.9% en la población en situación de pobreza salarial por ingresos. Alertó a su vez, sobre la falta de programas para ayudar tanto a la población en situación de extrema pobreza, como aquellos diseñados para favorecer a las personas que han perdido su empleo a causa del impacto económico por el virus SARS-CoV-2 (Covid-19).

En este sentido, el Programa de Apoyo al Empleo (PAE), el más representativo del Servicio Nacional del Empleo, era “un brazo importante” para atender a quienes habían perdido el empleo o estaban en situación de vulnerabilidad laboral. “Quedarse sin eso representa dos problemas, por un lado dejar sin trabajo a los capacitadores, y por otro, cortar las opciones de capacitación para buscadores de trabajo”, apuntó Leñero.

Vigente desde 2001, este Programa atendió a 140, 757 personas en 2019 y con la ayuda de capacitadores se colocó a 112, 254 mexicanos en todo el país. Solo en Ciudad de México fueron 4,542 los beneficiarios.

Javier Lozano Alarcón, también integrante del CEEF, definió como incongruente la cancelación del programa “sin mayor notificación o fundamento”, cuyo principal margen de colocación se dio en ciudades como Guanajuato y el Estado de México, que registraron la inserción de 8,222 y 7,985 personas, respectivamente, durante el año pasado.

Lo que hoy se necesita son programas de esta naturaleza, que abarquen entrenamientos dirigidos a personas que hayan perdido su fuente de ingreso a causa del Covid-19 en el país, o que estén en otra situación de vulnerabilidad, como los campesinos que laboran en Estados Unidos y están en riesgo también de quedarse sin empleo, dijeron los integrantes del CEEF.

Talleres para buscadores de empleo, fomento del autoempleo, bolsas de trabajo y atención en situaciones de contigencia laboral es lo que se ha perdido con el cierre del PAE, y a causa de una determinación “unilateral, donde no se consideró la opinión de gobernadores estatales, solo se habló de reorientar recursos”, afirmó Lozano Alarcón.

En el PAE estaban incluidas todas las entidades federativas para promover la colocación de personas desempleadas o subempleadas mediante el otorgamiento de apoyos económicos.

Armando Leñero puntualizó que en plena crisis por el impacto económico asociado a la pandemia lo que se necesita por parte del Gobierno son medidas para integrar “no para dividir o descalificar” derivado de un desacuerdo con el pensamiento o partido que gobierna en la actualidad.