Se regalan monederos electrónicos en el Instituto Estatal Electoral de Ags

Se regalan monederos electrónicos en el Instituto Estatal Electoral de Ags

Redacción

Aguascalientes, Ags.- El Instituto Estatal Electoral (IEE) gastó 251 mil pesos para repartir entre sus trabajadores un total de 59 monederos electrónicos como un regalo que se auto asignaron con motivo de las festividades navideñas, de acuerdo a lo detectado por el Órgano Superior de Fiscalización en el ejercicio presupuestal 2016.

De las 59 tarjetas, un total de 37 tuvieron un valor de 5 mil pesos cada una, y las otras 22 con un monto de 3 mil pesos cada una, estos regalos no fueron acumulados a las percepciones de cada trabajador en nómina con la finalidad de calcular y determinar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) por dicha percepción, según señaló el OSFAGS.

En este sentido, el IEE argumentó que “la naturaleza de los monederos electrónicos entregados a los trabajadores del instituto no constituye el pago de una prestación que derive de la prestación laboral, toda vez que su entrega obedeció a un regalo con motivo de la celebración anual del propio instituto y no a una prestación contractual pactada con los trabajadores”.

Solamente una persona se negó a recibir este regalo, fue Alicia Rangel quien no aceptó y según el argumento del IEE era imposible regresarle la compra a Walmart, por ello la tarjeta de regalo fue utilizada en consumibles para las oficinas. Esta fue una observación considerada como no solventada.

En contraste, una de las observaciones realizadas a este organismo autónomo, describe: “El Instituto pagó la percepción de aguinaldo a los trabajadores efectuando de manera indebida la deducción del Impuesto Sobre la Renta a los 45 días autorizados ; y con dicha acción el trabajador no recibe la totalidad de los mismos como lo señala el reglamento interno del instituto, Asimismo, se detectó que el cálculo del ISR no se efectuó de manera correcta en la prima vacacional, ya que no se considera la exención que permite la normatividad, afectando así las percepciones de los trabajadores.”

Esta observación no solventada fue argumentada por el IEE en el sentido de que la legislación fiscal precisa las reducciones antes citadas y aseguró que no hubo un perjuicio para los trabajadores del organismo.