Se mueven fuerte las aguas dentro del PRI de Aguascalientes

Se mueven fuerte las aguas dentro del PRI de Aguascalientes

El Clarinetero

Aguascalientes, Ags.- Frente al estrepitoso fracaso en las pasadas elecciones del 5 de junio donde el PRI hasta ahora no retuvo la gubernatura del estado, además de que también perdió la mayoría en el Congreso del Estado y no pudo recuperar la alcaldía, estos dos ya resultados definitivos, hay grupos al interior del tricolor que se aprestan a enfrentar los próximos procesos bajo otra cabeza.

Con ello en definitiva el priismo no está para nada contento y mucho menos conforme con la forma en que el grupo de la excandidata al gobierno estatal, Lorena Martínez y su séquito tales como los Robertos Padilla y Tavares han ocupado los puestos de control, por lo que otros ya comenzaron a aglutinarse en sentido distinto.

Como botón de muestra, la mañana de este sábado en la casa de Paco Guel Saldívar, se organizó un desayuno en honor al cumpleañero, José Carlos Lozano Rivera para cerrar filas en torno a su figura y buscar que a partir de diciembre o enero a más tardar ocupe la cabeza de la dirigencia del Revolucionario Institucional.

En la reunión así como el anfitrión también estuvo su hermana la diputada local, Norma Guel, el exsecretario de gobierno y ahora diputado electo, el titular de la Secretaría de Bienestar y Desarrollo Social, José Manuel Gómez, el Sub secretario de Asuntos Jurídicos, Enrique Rangel Jiménez, así como el director de Turismo, Tagosam Salazar Imamura.

El diputado electo plurinominal, Sergio Reynoso Talamantes y la legisladora electa, Elsa Amabel Landín así como el actual encargado de despacho de la Secretaría General de Gobierno, Alejandro Bernal.

El líder de la bancada del PRI, Jorge Varona Rodríguez se hizo presente también en el convivio.

De igual manera la diputada federal tricolor, Dennis Ibarra también se hizo presente y el secretario general del partido, Alberto Solís Farías de quien se comenta tiene dos veladoras prendidas.

Asimismo estuvieron dirigentes de los 10 municipios del interior, además de diputados electos de los aquellos lares como Nidia Acosta y David Najera, entre muchos otros.

El motivo ademas del festejo del hijo del gobernador, Carlos Lozano es impulsar su figura para contrarrestar el agandalle que se busca desde el grupo de Martínez Rodríguez.

El escenario actual para la excandidata es quedarse con la dirigencia como hasta ahora la tiene en la persona de Norma Esparza y Roberto Padilla y desde donde se pretende imponer o impulsar a la diputada electa, Citlali Rodríguez esposa de éste último, misma que no fue requerida a esta tertulia mañanera.

Asimismo se comenta en radio pasillo que Lorena Martínez  tiene asegurada ya la SubSecretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano, lo mismo que contar con la candidatura plurinominal rumbo al Senado en el 2018 para en el 2022 buscar nuevamente ser la candidata al gobierno del estado.

Por si fuera poco se contemplan varias delegaciones en PROFECO y la misma Sedatu en otros estados para su gente.

Ese escenario en tema económico y político pinta de poca madre para los lorenistas, pero como no son el único grupo y ya perdieron en este chance, seguro además de los arriba señalados habrá otros que le tosan y buscan que no se quede con la mayoría de la posiciones.

Hay que decir que el grupo que se quede al frente del Comité Directivo Estatal tricolor tendrá mano para imponer candidaturas en los comicios intermedios del 2018 donde se renovará el Congreso local.

El pastel luce muy suculento, pese a la derrota en las urnas,  veremos en que para. Lo único que queda claro es que fácil no será para las huestes de la excandidata impugnadora mantener lo actual y aspirar a mucho más de lo que hasta ahora se sostiene con alfileres.

Llama la atención uno de los que no fueron requeridos para este convite fue Miguel Juárez Frías, secretario de organización quien siente tener patas de gallo para encabezar otro grupo distinto a los dos arriba citados.

Sin olvidar, claro al grupo de los granadistas que también harán su lucha para ganar adeptos entre los grupos y  las bases priistas.

Más allá de que a Lozano Rivera le pese por obvias razones el apellido, los que lo han visto trabajar en el tema político, aseguran que sí se pone las pilas y que tiene tatuado los colores del partido, esto último algo que le puede ayudar para que la idea de quienes lo impulsen no resulte tan descabellada.

Lo que es un hecho es que dentro del tricolor arreciarán los madrazos.