Se mancha el futbol

Se mancha el futbol

Río Doce

Sinaloa.- El futbol es un paraíso para el lavado de dinero. Argentina, Brasil, Colombia, España, México y en otros países pasa donde haya un mercado importante.

Mediante fichajes de jugadores, empresas buscan que los fondos o activos obtenidos a través de actividades ilícitas aparezcan como el fruto de actividades legales y circulen sin problema en el sistema financiero.

El caso más reciente del delantero argentino Carlos Apache Tévez, quien firmó un contrato millonario con el club Shanghai Shenhua del futbol chino.

En esa transferencia, Boca Juniors recibió 20 millones de dólares por la rescisión anticipada del contrato y el Apache se embarcó a China.

Y tras una denuncia por supuestas irregularidades en el pase del jugador, la justicia argentina pondrá en marcha una investigación por lavado de dinero.

Pese a que el denunciante, Juan Ricardo Mussa, no se presentó a ratificarla, la fiscalía a cargo del caso revisará una supuesta evasión tributaria que pone la mira en el titular de la AFI, Gustavo Arribas, y en Daniel Angelici, presidente de Boca.

Pero según consigna el portal ambito.com, la Cámara Federal resolvió que si una denuncia cuenta con impulso fiscal, debe investigarse aunque el denunciante no se presente a ratificar la misma. De este modo, la causa seguirá abierta y pasará al juzgado penal económico 7.

Tévez y Corinthians en 2005

En 2005, el argentino estuvo involucrado por primera vez en una actividad ilícita.

El pase de Tévez de Boca al Corinthians del Brasil se hizo por 16 millones de dólares y no por 19.5 como había informado la directiva de ese club.

Y el delantero cedió el 15 por ciento que le correspondía del pase al club, según una investigación de Clarín.

Además, el pase del argentino y otras grandes transferencias a clubes del extranjero están bajo la lupa de la DGI y la Unidad de Información Financiera (UIF).

En su momento, la DGI y la UIF investigaron el pase de Tévez y de otros jugadores para determinar si hubo evasión de impuestos de parte de jugadores, directivos o intermediarios o lavado de dinero proveniente de la mafia rusa u otra fuente ilegal.

Tras estos casos, dejan en claro la necesidad de que el Congreso dicte leyes para transparentar este mercado y permitir así que los clubes y los jugadores obtengan más beneficios que los intermediarios.

El Tecatito, en la misma situación

El fichaje del mexicano Jesús Tecatito a Twente en 2013, entre lavado de dinero y narcos.

De acuerdo con medios holandeses, en diciembre de 2016, el Twente fue investigado por estar involucrado en una operación de lavado dinero en la transferencia del delantero mexicano.

Y es que el club se negó en esta fecha transferir un monto de 6.3 millones de euros a las Islas Vírgenes, un paraíso fiscal, y cuya solicitud fue hecha por el representante del jugador, Matías Bunge.

Bunge jugó un papel determinante en la transferencia de Corona al Porto de Portugal, donde milita actualmente.

De acuerdo con los reportes de prensa, Bunge obtuvo una comisión de 1 millón de euros por el traspaso y dichos medios citan como fuente los documentos de Football leaks.

El Cártel de Medellín

Esta organización delictiva utilizó al Deportivo Independiente de esa ciudad para operaciones de blanqueo entre 1998 y el 2006.

De acuerdo al economista.com, el magnate ruso Boris Berezovski se sirvió de la estructura del club brasileño Corinthians para borrar el origen de millones de dólares. Un hombre de negocios mexicano, relacionado con autoridades locales, adquirió un equipo de futbol y lo utilizó para atraer políticos y funcionarios de diferentes niveles de gobierno.