Se han atendido casi mil llamadas de ayuda contra el suicidio en Aguascalientes

Se han atendido casi mil llamadas de ayuda contra el suicidio en Aguascalientes

Daniela Lomelí

Aguascalientes, Ags.- De acuerdo con estimaciones del área de salud mental y adicciones del Instituto de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA), en tan sólo quince días se han recibido casi mil llamadas telefónicas a la Línea Vive, la cual tiene la finalidad prevenir el suicidio, señaló el doctor Francisco Javier Pedroza.

El especialista indicó en rueda de prensa que gracias a la implementación de este proyecto, aumentaron hasta en un 30 por ciento las llamadas a dicha línea telefónica. Este incremento se vio reflejado en los primeros días del 2020, ya que desde el 7 al 21 de enero se han atendido a 930 personas por esta vía.

Otro punto que mostró un incremento fue el número de personas que se encontraban en un riesgo alto de cometer el suicidio y que decidieron solicitar ayuda en las unidades de atención. Dicha atención aumentó en un 20 por ciento en el primer mes de este año.

A raíz de estas estrategias, se ha logrado que por lo menos el 50 por ciento de la población que ha pedido ayuda vía telefónica sea canalizada a diferentes centros para recibir atención psicológica.

Con todo esto, se espera tener una reducción del tres por ciento anual en la tasa de suicidios en Aguascalientes.

“Estamos trabajando en diferentes acciones en ese sentido, sí, el objetivo del programa estatal en el suicidio sí es una reducción en la tasa, en al menos un 3 por ciento anual, estamos haciendo todo lo posible y revertir esta tendencia”, expresó Pedroza.

Las edades de los pacientes varían y pueden abarcar desde los 10 hasta los 40 años, siendo una proporción equivalente en hombres y mujeres, precisó el doctor.

Faltan especialistas; pacientes desertan de las terapias

A raíz del incremento en las llamadas telefónicas en la línea Vive, el número de psicólogos no resulta suficiente para atender a toda la población que se comunica con ellos. Esto se complica aún más durante los fines de semana, cuando se recibe un mayor número de atenciones.

“Sí se nos han saturado las líneas telefónicas, necesariamente tenemos que incrementar, principalmente fortalecer la línea Vive con mayor número de psicólogos en las estaciones de atención (…) desafortunadamente los fines de semana es cuando mayor número de llamadas tenemos”.

Pedroza Cabrera indicó que el área de salud mental y adicciones necesita de por lo menos tres psicólogos más para cubrir la demanda de la ciudadanía.

Esto va a la par de la información del ISSEA, que indica que los suicidios son más propensos a cometerse durante los días viernes, sábado y domingo.

Otro punto importante es que por lo menos un 40% de los pacientes en la prevención del suicidio no concluyen con las terapias que se les indican, mismas que van desde las 8 a las 10 sesiones en total.

“Desgraciadamente la tasa de deserción es muy elevada, nosotros queremos evitar este tipo de deserción (…) aproximadamente el 60 por ciento termina un programa de intervención y queremos incrementarlo” agregó el especialista del ISSEA.

Dicha deserción se ve empeorada cuando se requiere que los padres de familia se involucren dentro de las terapias y las diversas atenciones. En estas condiciones, un 80 por ciento de las familias deciden no concluir con la atención formal.

Por último, el doctor Javier Pedroza dijo que hasta ahora, el único factor reconocido a nivel mundial que alerta de un futuro suicidio es uno o varios intentos previos de esta acción.

Agregó que un 85% de la población que decidió quitarse la vida en los últimos meses dentro de Aguascalientes nunca solicitó alguna especie de ayuda.

En 2019 se contabilizaron 182 suicidios.

En lo que va del 2020, se han registrado 17 muertes de esta naturaleza.