Se cumple un año de la pandemia del Covid-19 en Aguascalientes

Se cumple un año de la pandemia del Covid-19 en Aguascalientes

Daniela Lomelí

Aguascalientes, Ags.- Una nueva variante de coronavirus llegó a Aguascalientes hace un año. Desde entonces, la población se vio obligada a cambiar muchos aspectos de su vida diaria, lo que derivó en problemas económicos, educativos, psicológicos, sociales, de salud y de seguridad. 

El primer caso de Covid-19 fue detectado en una persona que regresó de España y que llegó a Aguascalientes el 12 de marzo del 2020. Después de que presentó síntomas, se le aplicó una prueba que resultó positiva en el laboratorio estatal y que posteriormente fue confirmada por el INDRE. 

“El gobernador del estado, Martín Orozco, ha girado instrucciones para redoblar las acciones de prevención y atención ante la confirmación del primer y único caso de coronavirus en el estado. El sistema de salud de Aguascalientes cuenta con la capacidad técnica y humana ante los casos que se pudieran seguir presentando”, dijo el titular del Instituto de Servicios de Salud del Estado (ISSEA), Miguel Ángel Piza Jiménez a través de un video el 15 de marzo. 

Un día antes, el gobernador anunció que la Feria Nacional de San Marcos sería pospuesta para los meses de junio o julio, con la esperanza de que la pandemia del coronavirus terminaría en cuestión de meses. 
Después de estos avisos, las autoridades educativas tomaron la decisión de suspender las clases de manera presencial y comenzaron con una estrategia que implicaba trasladar toda la dinámica de enseñanza a plataformas de internet y redes sociales. Este fue uno de los primeros golpes de la pandemia. 

Otras actividades y eventos masivos fueron suspendidos, incluso los que eran organizados por parte de los gobiernos municipales. Oficinas cerraron sus puertas. Se mostró una preocupación por el suministro de agua potable en los hogares. Comenzaron a surgir los primeros casos sospechosos de la enfermedad y se emitieron las primeras recomendaciones sanitarias. 

El 17 de marzo, la alcaldesa Teresa Jiménez Esquivel, anunció a través de sus redes sociales que establecimientos como bares y antros cerrarían de manera indefinida debido al riesgo de contagio, por lo que pidió a los comerciantes trabajar con pedidos a domicilio. A esta medida se sumarían cines, gimnasios y salones de fiestas. De a poco, otros municipios retomaron estas restricciones. 

Esta repentina decisión provocó un choque entre la autoridad municipal y la del gobierno del estado, por lo que Orozco y Jiménez tuvieron que reunirse para determinar de manera conjunta un orden en el cierre de comercios. 

Empresas automotrices anunciaron paros en su producción. Se emitió el primer decreto que marcó las medidas de prevención para establecimientos con giros reglamentados en Aguascalientes, aunque al inicio no fue respetado por todos.  Comenzó la desinfección de espacios. Se buscaron a más médicos y enfermeras para atender la pandemia dentro de los hospitales. 

Marzo cerró con 38 casos positivos de Covid-19, así como con 81 casos sospechosos, 297 casos negativos y 2 personas recuperadas de la enfermedad. La primera defunción se dio hasta el 10 de abril, en un hombre de 59 años de edad que había permanecido intubado en el Hospital Miguel Hidalgo. 

Hasta este viernes 12 de marzo, el ISSEA reportó un total de 2 mil 309 muertes a causa del coronavirus, 19 mil 800 casos confirmados, 50 mil 877 casos negativos, 16 mil 584 personas recuperadas y 63 casos sospechosos. Los municipios con el mayor número de contagios son Aguascalientes, Jesús María y Rincón de Romos. 

Un año después, las primeras vacunas contra el coronavirus están llegando a los municipios de Aguascalientes y están siendo aplicadas, por parte del gobierno federal, en los adultos mayores de 60 años. Tras un caótico inicio de aplicación, Jesús María, Cosío, San José de Gracia, Rincón de Romos y Calvillo ya recibieron las primeras dosis de Pfizer, Sinovac y AstraZeneca.