Sacan ira vs. Trump

Sacan ira vs. Trump

Reforma

Toronto.- A veces una canción no basta para protestar contra una idea política, y por esa razón surgió Prophets of Rage, dice Brad Wilk, baterista y fundador de este supergrupo y conocido por su trabajo en Rage Against the Machine, Audioslave y Black Sabbath.

Junto a Tim Commerford (voz y bajo; RATM), Tom Morello (guitarra; RATM y Audioslave), el rapero Chuck D y el tornamesista DJ Lord (ambos, de Public Enemy) y el rapero B-Real (Cypress Hill), Wilk formó el colectivo que recorre EU y Canadá con el Make America Rage Again Tour, en el cual, además, atacan los ideales del candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump.

“Nos unimos por el deseo de hablar de lo que pasa y participar en unas elecciones para las que no creemos en un candidato (Trump) que profesa un discurso de odio, pero, sobre todo, por expresarnos libre y políticamente sin censura o límites”, señala Wilk.

Asegura que de ninguna manera la gira y el concepto pretenden frenar el derecho al voto de nadie, sino para convencer de que hay personas que no merecen la atención ni el sufragio por no ser honestas.

“Hay que ser transparentes y congruentes con lo que decimos, y creo que tenemos toda la libertad para convencer a la gente de que un candidato no puede ser presidente pensando excluir a ciertos sectores, porque no sólo habla de los latinos, sino de musulmanes, de grupos de personas que son eso: personas”.

La banda sacó el nombre de la canción “Prophets of Rage”, del álbum It Takes a Nation of Millions to Hold Us Back, de Public Enemy, y que los describe así, como profetas de la furia (bien encaminada).

Iniciaron su gira el mismo día y en la misma ciudad, Cleveland, donde se celebró la Convención Nacional Republicana, y allí aprovecharon para hablar contra los preceptos que maneja el magnate para sustentar su campaña.

“Todo esto no se podía quedar en una canción, porque esa era la idea. Armamos un colectivo en el que nos unieron nuestros ideales y pensamos que era lo mejor no parar, y así fuimos creciendo. De una canción nos fuimos a dos, a cinco y a seis. Luego nos enganchamos con la idea de presentarnos en vivo y se armó una gira”, comenta el músico.

Sin forzarlo, añade el estadounidense, de 48 años, lograron una cohesión que, cree, será para toda la vida, aunque no mantengan la banda por siempre.

“Lo que logramos juntos no lo deshace nadie. Peleamos por ganar un lugar en el corazón de los debates en los hogares de nuestros fans, que piensen lo que harán, porque el voto es muy importante, vital, para darle estructura a una nación. Y ahí nos vemos, siendo motivo para el razonamiento de muchos planteamientos”.

Prophets of Rage lanzó el EP The Party’s Over, con cinco canciones que engloban la esencia de sus respectivas bandas de origen.