Reponen sentencias a homicidas de Aguascalientes

Reponen sentencias a homicidas de Aguascalientes


Redacción

Aguascalientes, Ags.- Quedó debidamente demostrada la responsabilidad de Isaías Reyes Casillas y Gerardo Gómez Bustos dentro de los delitos de Robo Calificado y Homicidio Doloso Calificado con Premeditación, Alevosía y Ventaja en agravio de José Rosario, en hechos registrados el pasado 18 de abril de 2009; hechos que fueron planeados por los hoy sentenciados.

Esta sentencia condenatoria se emite luego de que se diera cumplimiento a los lineamientos establecidos en la sentencia de amparo dictada dentro del Juicio de Amparo Directo Penal, dictados por el Segundo Tribunal Colegiado del Trigésimo Circuito; los cuales determinaron dejar insubsistente la sentencia de segunda instancia dictada en junio de 2014 y en su lugar, revocar la sentencia condenatoria dictada por la autoridad de primera instancia, en septiembre de 2013.

Se ordenó la reposición del procedimiento con el objeto de que, únicamente, se llevaran a cabo la ratificación de algunos dictámenes, y una vez que se dio cumplimiento a lo ordenado por la superioridad, la Jueza Mixta de Primera Instancia del Tercer Partido Judicial, determinó emitir la sentencia.

La Autoridad Judicial impuso a Isaías Reyes Casillas una pena de prisión por el delito de Robo Calificado de 12 años, 9 meses, por el delito de Homicidio Doloso Calificado con Premeditación, Alevosía y Ventaja 33 años, 9 meses. 

Por su parte, Gerardo Gómez Bustos fue condenado por el delito de Robo Calificado a 10 años, 6 meses y por Homicidio Doloso Calificado con Premeditación, Alevosía y Ventaja 27 años, 6 meses.

Se atiende a las reglas del Concurso Real de Delitos y las penas quedan como sigue: Isaías Reyes Casillas a una pena de prisión de 46 años y 6 meses de prisión; mientras que Gerardo Gómez Bustos, una condena de 38 años de prisión.

Conforme a los hechos, el día 18 de abril del año 2009, aproximadamente a las 22:00horas, la víctima identificada como José Rosario, por razones laborales recogió un dinero de las ventas de la de la gasolinera denominada “La Encantada”, ubicada en la carretera interestatal que conduce a “Las Palomas”, en el municipio Pabellón de Arteaga; siendo la cantidad de 42 mil 632 pesos, y que al dirigirse a su casa a bordo del vehículo Chevy VAN.

Durante su recorrido fue interceptado por Isaías quien iba a bordo de una camioneta RAM color blanco, y con la cual cerró el paso a la víctima, a quien obligó a detener la marcha de su unidad; de manera inmediata arribó Gerardo en compañía de otras personas, a bordo de una camioneta tipo Cherokee en color tinto; el responsable y otros coautores descendieron del automotor, siendo Gerardo quien amagó al afectado con un bat de béisbol e incluso impacto con el objeto “duro” el parabrisas de la VAN.

Posteriormente, sometieron a José Rosario amarrándolo con cinchos de plástico que le colocaron en los pies y en las manos por detrás de la espalda, además de que usaron dos armas de fuego tipo escuadra con las cuales intimidaron al afectado para que no se opusiera; después lo llevaron a un lugar despoblado, en este caso, a un rancho denominado “Cuco Robles” y/o Camino Viejo al Chiquihuite, perteneciente al municipio de Pabellón de Arteaga, con el objeto de despojarlo del dinero que traía consigo escondido debajo de la alfombra del automóvil que conducía y el cual constituía el producto de las ventas realizadas el día de los hechos, en el turno vespertino de la gasolinera “La Encantada”.

No obstante que el plan inicial fue únicamente la del apoderamiento del dinero, la acción ilícita no concluyó con el robo, puesto que después de haber abandonado a José Rosario, a quien lo amarraron y tiraron en el suelo, boca abajo, los inculpados se retiraron del lugar, dirigiéndose a una terracería ubicada como a veinte minutos de donde dejaron al afectado maniatado pero aún con vida, para tomar una cerveza que habían comprado; pero más tarde Isaías, recibió una llamada, regresando a donde habían dejado a la víctima, porque las personas que le habían llamado le dijeron que el señor de la gasolinera lo había reconocido, toda vez que el inculpado era el Comandante de Policía del Municipio de Pabellón de Arteaga.

Al regresar, Isaías dio la orden de que la víctima tenía que ser “ejecutado”, siendo uno de los coacusados quien sacó de su cintura una pistola tipo escuadra y le apuntó a José Rosario, haciéndole dos disparos en la cabeza con lo que lo privaron de la vida; la acción antes descrita, fue observada también por Gerardo, ya que se encontraba en el lugar.

Lo anterior quedó demostrado ya que en la inspección ocular de cadáver, el Ministerio Público dio fe de haber encontrado el cuerpo de la víctima, en esas condiciones, atado de las manos por detrás de su espalda y, por debajo del cuerpo a nivel de la cabeza, una mancha de color rojo embebida en tierra, así como la llanta trasera del vehículo, del lado izquierdo, dañada.

Se ordenó la reposición del procedimiento con el objeto de que, únicamente, se llevaran a cabo la ratificación de algunos dictámenes, y una vez que se dio cumplimiento a lo ordenado por la superioridad, la Jueza Mixta de Primera Instancia del Tercer Partido Judicial, determinó emitir la sentencia.

Los responsables Isaías y Gerardo, fueron sentenciados por el Juez Mixto de Primera Instancia con sede en Pabellón de Arteaga, por los delitos de Robo Calificado y Homicidio Doloso Calificado con Premeditación, Alevosía y Ventaja; el primero de ellos a 46 años y 6 meses, mientras que el segundo a 38 años de prisión.

De la misma manera fueron condenados a la reparación del daño, por Robo Calificado, deberá pagar: 42 mil 506 pesos, y por Homicidio Doloso Calificado con Premeditación, Alevosía y Ventaja 333 mil 712 pesos; por cuanto hace a la indemnización por daño moral, fueron condenados al pago de 1 millón 136 pesos.