Repite la historia: Aguascalentense mató a una joven en 2009. Ahora lo hace en Chile

Repite la historia: Aguascalentense mató a una joven en 2009. Ahora lo hace en Chile

OES

Aguascalientes, Ags.- Repitiendo el modus operandi y pasados 11 años de que asesinara a una joven en el fraccionamiento Santa Anita el homicida identificado como Carlos Humberto Méndez González de 35 años, lo hizo nuevamente pero ahora en contra de una joven en el país de Chile en donde se encontraba prófugo de las autoridades de esta entidad. 

El fin de semana pasado el nuevo crimen se dio a conocer y se hizo viral en redes sociales conociendo las características del homicida quien sigue la moda otaku. 

Antecedentes…

En aquel 2009 una joven estudiante que cursaba la carrera de laboratorista clínico en el CBTIS 168, fue asesinada sanguinariamente con un pica hielo por su novio que utilizó un arma punzo cortante para quitarle la vida y quien hasta ahora sigue prófugo.

El crimen se registró el jueves 9 de abril del 2009, alrededor de las 18:30 horas, el cuerpo de la adolescente sin vida, fue encontrado por un joven que compartía con el homicida un departamento duplex ubicado en la calle Artemio del Valle Arizpe 117 letra A en el fraccionamiento Santa Anita.

La infortunada víctima fue identificada como Itzel Monroy Barraza quien contaba con 17 años y fue ultimada por su novio Carlos Méndez, desempleado, quien en ese tiempo contaba con 24 años de edad.

Acompañado de elementos del Grupo Homicidios y de Servicios Periciales, el AMP arribó al escenario del crimen y durante la inspección ocular, ubicó el cuerpo de la víctima en el interior de una recámara. Estaba boca arriba y presentaba varias heridas en diferentes partes del cuerpo y una de ellas en el cuello que prácticamente la degolló.

Asimismo, entre sus manos le fueron detectados varios cabellos por lo que se cree que trató de defenderse de la artera agresión a la que finalmente sucumbió.

Durante la inspección se encontraron manchas de sangre, así como huellas de arrastramiento hasta el lugar donde fue dejado el cuerpo sin vida de la estudiante.

Al iniciar las investigaciones, los agentes se entrevistaron con varios vecinos, algunos de los cuales refirieron que escucharon gritos de una joven que pedía auxilio.

Al continuar con las investigaciones, agentes de la Policía Ministerial se entrevistaron con Juan Vicente Barroso Valles, de 28 años quien dijo compartir el departamento con Carlos Humberto.

Este mencionó que un mes atrás llegó a vivir al domicilio de su amigo Carlos Humberto ya que éste le comentó que estaba solo y tenía un cuarto disponible que podría rentarle.

Dijo que durante el tiempo que estuvo conviviendo, se percató que Carlos Humberto tenía una novia de nombre Itzel quien constantemente lo visitaba, pero principalmente los fines de semana.

El miércoles Carlos Humberto le dijo que si al día siguiente se podía salir del departamento por un rato ya que su novia lo iría a visitar.

Al llegar vio que la puerta del departamento estaba cerrada con llave, situación que le pareció extraña debido a que siempre se mantenía abierta, por lo que se sentó en las escaleras para esperar a su amigo ya que pensó que había salido.

Al ver que no llegaba, le mandó un mensaje a su teléfono celular preguntándole dónde se encontraba, pero al no recibir respuesta alguna, decidió ir al domicilio del papá de su amigo que vive enfrente y al que identificó como José de Jesús Méndez Salomón.

Al preguntarle que, si tenía duplicado de las llaves del departamento de su hijo Carlos, le contestó que no, pero le dijo que si tenía un duplicado en su cuarto, pero cómo le hacía para entrar, por lo que el papá de su amigo le dijo que se metería por una ventana, tomaría las llaves y le abriría.

El progenitor de Carlos se metió por la ventana, entró a la recámara de Juan Vicente, agarró las llaves, abrió la puerta y se retiró. Mientras tanto, Juan Vicente dijo que, al entrar, observó que el comedor estaba desarmado y aventado en la sala y enseguida se percató que la puerta del cuarto de Carlos también estaba cerrada, al igual que la del baño.

Debido a que sintió ganas de ir a realizar una necesidad fisiológica, abrió el baño y en el área de la regadera, ubicó dos cubetas que contenían agua con sangre.

Enseguida procedió a revisar el resto del departamento y luego de abrir la puerta del cuarto de Carlos vio que, sobre el piso, a un costado de la cama estaba un bulto que semejaba ser el cuerpo de una persona, el cual estaba tapado con una cobija.

Al quitar la cobija quedó al descubierto el cuerpo de una joven a la que de inmediato identificó como la novia de su amigo de nombre Itzel.

Tal descubrimiento lo asustó demasiado y de inmediato se dirigió al domicilio de los progenitores de su amigo quienes se trasladaron al departamento de su hijo y al confirmar lo anterior, el papá le dijo que por ser ingeniero civil no podía involucrarse en los hechos y le pidieron que no reportara el asesinato hasta que ellos se retiraran del domicilio ya que pasarían la noche en un hotel, sin mencionarle en cual.

Los progenitores de Carlos se fueron en un vehículo propiedad de la madre de su amigo, el cual es modelo 1980, tiene la pintura color azul en mal estado y el parabrisas roto.

Juan Vicente dijo que cinco minutos más tarde reportó el crimen al Servicio de Emergencia 066. Por último, dijo que el día del crimen, a las 16:30 horas le habló su amigo Carlos para decirle que su novia aún se encontraba en el departamento para que no fuera a regresar, además de que también le comentó que sospechaba que Itzel lo engañaba con otro individuo.

Desde esa fecha se comenzó con la búsqueda del homicida, sin embargo, no se logró su detención a pesar de que su madre y padre siempre lo encubrieron ante las autoridades para que lograra huir del país. 

La carpeta de investigación sobre este caso sigue abierta a cargo de la Fiscalía Estatal que parece sostendrá comunicación con autoridades chilenas para dar con el paradero de Carlos Humberto, sus padres José de Jesús y María Eugenia, así como de Juan Vicente por presunto encubrimiento y complicidad del hoy buscado.

En Chile… 

Tras 11 años de estar prófugo de la justicia mexicana, se cambió el nombre, con distinta edad y papeles falsos acreditando así su identidad como Igor Yaroslav González, el cual logró asentarse en Santiago de Chile, conociendo a varios amigos con los que compartió un departamento. 

De ocupación “NINI” el sujeto logró subsistir por varios años a pesar de encontrarse de forma irregular en aquel país. 

Medios de comunicación chilenos expusieron una nota que conmocionó al país y es que el asesinato de la joven de nombre María Isabel Pávez 22 años de edad, que murió asesinada con un pica hielo. 

Las autoridades andinas establecieron que la hoy occisa contaba con una relación amorosa con Igor Yaroslav González y que se habían conocido mediante la aplicación Tinder. 

El pasado viernes 18 de diciembre María Isabel Pavez fue reportada como desaparecida, día en el que se comunicó por última vez con su madre, Lorena Zamora. Tras horas de búsqueda la fiscal a cargo del caso informó que durante la madrugada las autoridades encontraron un cuerpo sin vida con características similares a las de la joven, cuya identidad luego fue confirmada. 

De acuerdo a los primeros antecedentes, el cuerpo fue encontrado en el interior de un departamento en el centro de Santiago.

La madre de la joven en una declaración para un medio internacional refirió que su hija salió del domicilio el jueves y en un principio le había comentado que se encontraría con una ex pareja. “Yo en esos casos no le pongo problema, porque últimamente ella ha estado tan ocupada y exigida en sus cosas que darle tiempo para distraerse me parecía bien”. 

Zamora describió la relación de su hija con su anterior novio como positiva. “Terminaron en buen estado y seguían viéndose de vez en cuando en buena onda”, declaró.

El acuerdo entre madre y su hija era que ella volvería el día domingo por la mañana sin que esto se haya concretado. La autoridad chilena al contar con un antecedente de que se encontraría con el homicida para una cita logró obtener la identidad del homicida ya mencionado. 

Internautas al saber del feminicidio comenzaron a regar las fotografías del homicida por las redes, dando por ello la localización de la identidad verdadera. 

Por ahora tanto como las autoridades de Chile, así como de Aguascalientes han comenzado con un rompecabezas para ahora sí tratar de dar con el asesino serial apodado como “El Pingüino”

Así mismo se logró conocer que podría llegar a nuestra entidad nuevamente y esconderse por lo que se le pide a la población si lo llega ver comunicarse al 911, algunas señas particulares con las que cuenta con un tatuaje de cruz en la muñeca izquierda o una catarata en el ojo que se tapa con el cabello.