Rechaza Congreso definitivamente a Rajoy

Rechaza Congreso definitivamente a Rajoy

EFE

Madrid.- España tiene pocas probabilidades de salvar unas terceras elecciones en un año.

El Congreso español rechazó hoy la renovación del mandato del Presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, por segunda vez esta semana.

Con ello, se mantiene el bloqueo político en España y se abre la posibilidad de que se convoque a nuevas elecciones en diciembre.

Rajoy sólo necesitaba en la votación de hoy una mayoría simple, pero sólo contó con 170 votos a favor de los 350 diputados.

Quienes votaron a favor fueron su propia formación, el Partido Popular (PP), con 137; los liberales de ciudadanos, con 32 votos, y un voto de una nacionalista canaria.

En contra votaron el resto de las fuerzas de la Cámara, esto es, 180 votos, de los cuales 85 correspondieron al Partido Socialista Obrero Español (PSOE); 71 a la coalición de izquierdas Unidos Podemos; 17 a los nacionalistas catalanes y 7 a los vascos.

Rajoy es el segundo aspirante rechazado por el Parlamento en la historia reciente de España.

El primero fue el líder del PSOE, Pedro Sánchez, en marzo, quien tampoco reunió el apoyo suficiente, pero hoy instó a las fuerzas del cambio de la Cámara a que busquen una solución al atasco político del país.

El fracaso de Rajoy, que mantiene la interinidad de su Gobierno, llega pese a los esfuerzos de liberales y conservadores para convencer al PSOE de que se abstuviera y facilitara así la formación de un nuevo Gobierno.

Rajoy hizo hoy un último intento en su discurso previo a la votación, en una breve sesión, en el que pidió a los socialistas devolver al país a la normalidad democrática y permitir la formación de un Gobierno.

El líder conservador exhortó a los diputados socialistas a que le ayuden a renovar su mandato, porque, aseguró, no existe otra alternativa a esa opción y les acusó de querer repetir nuevos comicios.

Por su parte, el líder de los socialistas, Pedro Sánchez, reiteró su rechazó a un Ejecutivo conservador, ya que ahondaría en la fractura social, territorial y económica, que, a su juicio, ha generado el mandato de Rajoy los últimos cuatro años.

El próximo 25 de septiembre se celebrarán comicios en las regiones de País Vasco y Galicia, y se podría dibujar un nuevo escenario para que alguna de las formaciones nacionalistas de la Cámara se abra a negociar el sentido de su voto.

Tras el rechazo de Rajoy, la normativa vigente marca la puesta en marcha del mecanismo legislativo por el que se abre un periodo de dos meses para que otros candidatos o el mismo se presenten de nuevo para formar Gobierno.

La propuesta de este nuevo candidato corresponde de nuevo al Rey Felipe VI, quien deberá convocar a los líderes parlamentarios para proponer un nuevo candidato.

Si durante ese periodo de dos meses nadie es elegido, Felipe VI disolverá de nuevo el Parlamento el próximo 31 de octubre, como ya pasó en mayo, se convocarán automáticamente nuevos comicios y continuará la situación de bloqueo político que se prolonga desde diciembre de 2015 (256 días).