Recapturan a homicida por no acudir a firmar al juzgado

Recapturan a homicida por no acudir a firmar al juzgado

Comunicado

Aguascalientes.- Personal de la Comisaría General de Policía Ministerial del Estado cumplimentaron una Orden de Reaprehensión en contra de quien responde al nombre de Aurelio de 44 años, toda vez que pesaba en su haber una orden de Reaprehensión, toda vez que el Juez de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad del Estado, había girado una orden de recaptura, todo vez que el imputado no cumplió con sus obligaciones procesales como lo era de presentarse a firmar cada mes como lo marca la ley.

La detención de Aurelio se registró cuando los Agentes Investigadores hacían un recorrido en calles del fraccionamiento Balcones de Ojocaliente, percatándose que sobre la banqueta caminaba una persona de sexo hombre que coincidía con las características del solicitado en la orden judicial, por lo que al ser reconocido le marcaron el alto, sin embargo el hoy detenido se hecho a correr, hacía el arroyo del Cedazo, por lo que los agentes fueron tras él.

En el trayecto de la fuga el imputado intento cruzar el embalse y al pretender hacer los mismo uno de los agentes cayó en un agujero, lo que casi le cuesta la vida toda vez que el nivel de agua lo rebasaba; sin embargo el resto de los agentes se dividieron unos tras Aurelio y el resto en ayuda de su compañero quien finalmente fue trasladado a recibir atención médica, así como lograr la detención del fugado.

Posteriormente Aurelio fue trasladado ante el Médico Forense de Guardia quien lo certificó y le entregó ropa seca, toda vez presentaba principios de hipotermia, finalmente fue trasladado al CERESO Aguascalientes donde quedó a disposición del Juez de Ejecución de Penas, quien señaló que los cuatro años que faltaban para cumplir su sentencia deberá de pasarlos de nueva cuenta en el penal.

La detención de Aurelio se registró con fecha 19 de septiembre del año 1995, cuando en el interior de un domicilio ubicado en una colonia al oriente de la ciudad, junto con uno de sus hermanos de nombre Fernando se encontraban en compañía del hoy finado Martín Rodríguez Armas, donde ingerían bebidas embriagantes y fumaban marihuana; en determinado momento el hoy finado y Aurelio se hicieron de palabras y de ahí pasaron a los golpes, por lo que Aurelio sacó de entre sus ropas un cuchillo con el cual lo lesionó en varias ocasiones; posteriormente su hermano Fernando también recogió el cuchillo y le provocó varias heridas a la humanidad de Martín, quien ya se encontraba en el piso, lo que ocasionó que perdiera la vida.

Minutos después los hermanos homicidas eran detenidos por los policías preventivos quienes los ponían a disposición del AMP, para ser trasladados al CERESO, donde el Juez Primero de lo Penal los sentencio, en el caso de Aurelio a pasar 22 años de prisión de los cuales estuvo 18 en el penal y por buen comportamiento le permitieron la libertad, indicándole que debería de presentarse cada semana en el Juzgado para firmar el libro de registro, sin embargo Aurelio solo lo hizo un año por lo que se volvió a girar su reaprehensión.