Por denunciar corrupción del rector temen perder su empleo maestros de la UPA

Por denunciar corrupción del rector temen perder su empleo maestros de la UPA

Denuncia Ciudadana

Aguascalientes, Ags.- Docentes de la Universidad Politécnica de Aguascalientes viven con el temor de perder sus empleos por denunciar actos de corrupción por parte del rector Eulogio Monreal Avila y su séquito.

Aquí la denuncia integra:

No ha sido la única vez en que nos amenazan con corrernos, enfatizó empleado. – Lo único que piden los docentes es que investiguen al rector y directivos de la UPA para que ya pongan todo en orden.

Personal docente y administrativo de la Universidad Politécnica de Aguascalientes, tienen miedo a las represalias por decir la verdad de los actos de corrupción que se han cometido en los últimos 5 años en la institución.

Todo lo anterior se dió, porque en días pasados, un númeroso grupo de trabajadores de la Universidad Politécnica de Aguascalientes se reunió con algunos medios para dar a conocer todos las injusticias que han ocurrido en la institución desde la llegada del Dr. Eulogio Monreal Ávila, rector de dicha casa de estudios, quien está al frente de la institución a cambio de un favor del exgobernador de Zacatecas (Ricardo Monreal Avila, hermano de Eulogio) con el Ing. Carlos Lozano de la Torre.

Cabe destacar que todo el personal se encuentra totalmente molesto desde la llegada de Monreal a la UPA, todo esto debido a la gran cantidad de actos de corrupción que ha hecho el titular, entre los que se destaca el robo del tepetate, malla ciclónica, tráfico de influencias, robo de material de la institución para beneficio de su rancho y casa del vecino estado de Zacatecas, desvío de recursos con inflación de facturas, entre infinidad de injusticias, donde además están involucrados los directivos y la contralora social Patricia Morales Zamarripa, quien no ha reportado nada a las autoridades por miedo a que la corran.

Asimismo se destacó que actualmente los directivos están planeando el investigar quienes son el númeroso grupo de empleados “que sacaron los trapitos al sol de las barbaridades de Monreal Ávila”, por lo que hoy en día todo el personal se encuentra amenazado por perder su empleo por el simple hecho de haber dicho algunas de muchas verdades que se irán sabiendo conforme pasa el tiempo.

Lo único que motiva a lo empleados de la UPA es que las autoridades ya están tomando cartas en el asunto.