Por bullyng niña de 12 años se quiso suicidar, ve lo que publicó su madre

Por bullyng niña de 12 años se quiso suicidar, ve lo que publicó su madre

La Gran Época

Perth, Australia.- Una valiente madre australiana recurrió a Facebook para compartir una foto de su hija acostada en una cama de hospital después de un intento de suicidio. Junto a la imagen, la madre escribió un poderoso mensaje para expresar su agonía. Desde que su publicación se volvió viral, ha recibido una gran cantidad de apoyo de desconocidos de todo el mundo.

Durante siete meses, Leigh Davey de Perth, Australia, ha estado preocupada por su hija Eva, de 12 años, que ha sido objeto de burlas en la escuela.

“En esta era de las redes sociales, los niños (porque son niños) piensan que está bien enviar mensajes de odio (para mí también junto con sus padres, que no asumen la responsabilidad) sin consecuencias”, escribió Leigh en su publicación de Facebook .

Leigh y su familia han guardado silencio al respecto, hasta que las cosas tomaron el peor giro inimaginable. Fue entonces cuando Leigh publicó una imagen de su hija.

“La semana pasada pasamos más de 5 horas en A & E con psiquiatras, doctores y enfermeras, porque nuestra niña ‘tenía un plan para suicidarse’”, compartió Leigh.

Luego del intento de suicidio, Leigh solicitó una orden de restricción de violencia para proteger a Eva, ya que “los padres no aceptan la responsabilidad de sus hijos y las escuelas no pueden hacer tanto”, escribió.

Los agresores no solo atacaron a Eva sino también a su madre. “Recibí llamadas de estos niños que me llamaban una vieja porque he defendido a nuestra hija, me he acercado a los padres y les suplico que hablen con sus hijos y les pidan que se detengan. Incluso me acerqué a los niños mismos, pero los padres me amenazaron con que los hostigaba”, escribió.

Lo que es aún más atroz, es la negativa de la escuela a intervenir para proteger a Eva. Leigh dijo que el Departamento de Educación de Australia Occidental no expulsó a los agresores de la escuela, ya que “todos los niños tienen derecho a una educación”.

“¿Qué pasa con los derechos de nuestra hija?”, preguntó la mamá en su mensaje. “La han enviado a casa en numerosas ocasiones después de haberse hecho daño a sí misma en la escuela. No tiene permitido sacar un sacapuntas mientras saca la cuchilla y se corta. El departamento de educación de WA también me dijo. ‘Debería enseñarle a su hija cómo ser resistente contra los acosadores’. Sí, dijeron eso”.

En un incidente en particular, los acosadores grabaron un video de Eva sentada en su escritorio con las piernas ligeramente abiertas. Después subieron las imágenes en Snapchat con un título molesto. Pero en lugar de rastrear a la persona que hizo la grabación, la policía pasó 90 minutos con Leigh para investigar si se trataba de “distribución de material pornográfico”.

Ella escribió: “Sí, un niño de 12 años puede ser procesado si el contenido infringe ciertos criterios. Tristemente nuestras hijas no lo hicieron, pero ella estuvo sujeta a semanas de ridículo. Repercusiones? La chica que publicó el video perdió su tiempo de juego. ¿La persona que tomó el video? Nada, porque nadie dirá quién fue”.

Leigh escribió la publicación para instar a los padres a que enseñen a sus hijos a ser educados y respetuosos en sus mensajes.

“Por favor, en esta era horrible de las redes sociales (o de redes anti sociales, como las llamamos), revisa los mensajes de tus hijos. Sus dispositivos son un privilegio [sic], nada más, nada menos, así que asegúrate de que sean amables y respetuosos en sus mensajes. Enseña a los niños a “hablar”, no a usar el texto o las redes sociales para ventilar sus diferencias”, dijo. “La intimidación afecta a toda la familia, no solo a los intimidados. ¡Tiene que detenerse y debe detenerse ahora!”.

La publicación de Leigh ha recibido más de 90,000 reacciones y más de 33,000 comentarios, de parte de personas extrañas de todo el mundo, dejando mensajes de aliento para apoyar a Eva y a su familia.

En una actualización de su publicación, Davey agradeció a todas las personas sus mejores deseos y sus muestras de apoyo.

“Leigh y yo no podemos comenzar a agradecerte por todos los mensajes increíbles de amor y apoyo para nuestra pequeña niña y su situación. Desde el fondo de nuestros corazones, gracias”, escribió.

“¡La fuerza que estamos tomando de sus mensajes es incuantificable, y decir que estamos abrumados y humildes ante el efusivo apoyo, es insuficiente!”