Policía Federal está en “quiebra”, debe casi 2 mil 500 mdp

Policía Federal está en “quiebra”, debe casi 2 mil 500 mdp

Vanguardia

A meses de su desaparición, no hay datos que prueben su efectividad para prevenir delitos. Su división de Gendarmería termina con menos del 10% de elementos que se pretendía reclutar.

A 18 meses de su potencial desaparición, la Policía Federal está, coloquialmente hablando, en quiebra.

La corporación federal – que será gradualmente desplazada por la nueva Guardia Nacional- tiene un adeudo reconocido de casi 2 mil 500 millones de pesos por pagos pendientes en múltiples conceptos, desde gasolina para sus coches, pasando por viáticos y hospedajes, hasta indemnizaciones para sus elementos.

Y lo que es peor: la dependencia reconoce que no cuenta con dinero suficiente para pagar dichos adeudos que van en ascenso. Sus recursos apenas le alcanzan para mantener su operación.

Esta es la realidad económica que enfrenta hoy la Policía Federal, una corporación  que además ha sido cuestionada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) debido a la falta de resultados que prueben su eficacia en prevenir el delito, y al fracaso en el reclutamiento de su división de Gendarmería, que no logró contar ni con el 10% de la meta de elementos.

Animal Político obtuvo vía transparencia datos oficiales que evidencian el tamaño de la crisis económica que tiene la corporación.

En el oficio número PF/OCG/DGE/1309/2019, la Policía Federal detalla que tiene un adeudo total, con corte a febrero pasado, de 2 mil 460 millones 248 mil 776 pesos con 24 centavos. Dicha cantidad es resultado de la falta de pago por bienes y servicios en 14 rubros distintos.

El adeudo más elevado es del orden de 1 mil 308 millones de pesos y corresponde a servicios de traslado y viáticos no cubiertos. En diversas ocasiones en los últimos años este problema ha quedado al descubierto con el reclamo de hoteleros que han hospedado a elementos de la corporación sin recibir el pago pactado, lo que a su vez ha provocado que la Policía Federal tenga incluso que dejar a sus efectivos en campamentos improvisados.

El segundo adeudo más alto es de casi 533 millones de pesos por  servicios básicos no cubiertos, entre ellos pagos de agua y de luz. Le sigue una deuda de 234 millones 283 mil pesos por concepto de vestuario, blancos y prendas de protección; y otra de 92 millones 635 mil pesos por pagos adeudados a personas que prestaron diversos servicios profesionales, técnicos, entre otros.

Le siguen adeudos de 64 millones 645 mil pesos en alimentos y utensilios; de 28 millones 667 mil pesos en medicamentos y productos químicos; de 24 millones 982 mil pesos en servicios financieros, bancarios y comerciales; de 23 millones 400 mil pesos en diversos materiales de administración; y de más de 13 millones 724 mil pesos en pago de diversos arrendamientos.

La Policía Federal también registra un adeudo de 4 millones 861 mil pesos en la partida destinada al pago de combustibles, lubricantes y aditivos.

Incluso tiene registrado un adeudo de más de 450 mil pesos por servicios de publicidad y comunicación social; y de 409 mil pesos en herramientas y refacciones menores.

Finalmente registra una deuda de casi 200 mil pesos, derivado de resoluciones judiciales adversas, pago de indemnizaciones y liquidaciones, así como pérdidas en el erario.

Aquí la nota: Vanguardia