Pittsburgh tiene que hacer contrataciones perfectas para evitar la reconstrucción

Pittsburgh tiene que hacer contrataciones perfectas para evitar la reconstrucción

Redacción

Los Pittsburgh Steelers han entrado en esta temporada baja en territorio desconocido.

No es sólo que el equipo tenga en interrogación al mariscal de campo titular por primera vez en casi dos décadas después del retiro de Ben Roethlisberger, es que los Steelers están al borde de una temporada de reconstrucción – y los Steelers no hacen reconstrucciones.

El equipo no había tenido una temporada con marca perdedora desde 2003, y último en su división desde 1988.

Para evitar romper esas rachas en una división que cuenta con el subcampeón de la Super Bowl en los Cincinnati Bengals, el MVP de 2019 en Lamar Jackson de los Baltimore Ravens, y el mejor ataque terrestre en los Cleveland Browns, los próximos cuatro meses determinarán en gran medida la dirección de los Steelers de 2022, comenzando con la agencia libre en marzo.

“[Nosotros] nunca entramos con ese plan de reconstrucción”, señaló el lunes el gerente general saliente Kevin Colbert. “El énfasis de Art [Rooney II] cada año es competir por un campeonato, y no creo que eso cambie nunca”.

Pero los Steelers están en una encrucijada. Tienen piezas de un equipo campeón con jugadores como el actual jugador defensivo del año T.J. Watt, el safety Minkah Fitzpatrick, el liniero defensivo Cam Heyward, el receptor abierto Diontae Johnson y el corredor Najee Harris. Pero también tienen importantes agujeros en la plantilla y necesitan ideas frescas para volver a poner en marcha el ataque y la defensa.

Simplemente para competir en la AFC Norte, no digamos para ganar otro Super Bowl, la lista de tareas de los Steelers es larga: encontrar al sucesor de Roethlisberger, renovar la línea ofensiva, mejorar los linebackers internos, apuntalar la línea defensiva, añadir un referente en la posición de esquinero – sólo para nombrar algunos. También hay que firmar un contrato a largo plazo con Fitzpatrick y decidir si Johnson se ha ganado uno, también.

“No sé si alguna vez tengamos que reconstruir”, dijo Watt en un podcast de Associated Press desde la Super Bowl. “Ese nunca es la forma en que veo las cosas”.

“Creo que tenemos talento más que suficiente en esta plantilla. Tenemos grandes entrenadores para poder ganar muchos partidos. Creo que el año pasado ganamos una cantidad decente de partidos (9-7) y fuimos capaces de entrar en los playoffs. Todos los años, tratas de entrar en los playoffs y cualquier cosa puede pasar. … Veremos qué pasa con la posición de mariscal de campo, confiamos en la directiva para poder traer a un tipo que pueda ganarnos algunos partidos. Voy a hacer todo lo que esté en mi mano para ocuparme de las cosas en el lado defensivo del balón”.

Se proyecta que los Steelers tengan al menos 33 millones de dólares en espacio de tope, con el potencial de encontrar más espacio a través de reestructuraciones y liberaciones, pero Colbert apuntó que no espera que el espacio adicional cambie la mentalidad de agencia libre del equipo.

“Nunca nos veo como ese equipo agresivo, de primera línea en la agencia libre”, dijo Colbert. “Nunca lo hemos sido, y no preveo que eso cambie”.

“Pero no puedo decir que no lo haría. Odio decir eso porque estoy diciendo dos cosas diferentes, pero tradicionalmente, no lo hemos sido porque no hemos tenido ese espacio de tope.”

También está la realidad de que los Steelers se tambalean al borde de una reconstrucción en gran parte debido a los movimientos hechos – y no hechos – el año pasado. Una combinación de un tope salarial reducido por la COVID-19 y la forma de hacer negocios de los Steelers puso al equipo muy por encima del tope para comenzar la temporada baja de 2021. A través de reestructuraciones y bajas, el equipo ganó algo de espacio para respirar, pero todavía tuvo una agencia libre relativamente tranquila. Los Steelers firmaron al linebacker externo Melvin Ingram y al guardia Trai Turner a acuerdos de bajo costo de un año a finales de la agencia libre y agregaron al tackle ofensivo Joe Haeg en un contrato de dos años. Los Steelers también se las arreglaron para traer de vuelta a algunos de los suyos, como el cornerback Cam Sutton, el receptor JuJu Smith-Schuster, el ala defensiva Chris Wormley y el tackle defensivo Tyson Alualu.

Pero no todos esos movimientos dieron resultado, y las lesiones pasaron factura. Alualu y Smith-Schuster estuvieron lesionados la mayor parte de la temporada. El tackle ofensivo Zach Banner, que parecía tener la posibilidad de ser el tackle titular, nunca comenzó un partido después de una prolongada recuperación tras un desgarro del ligamento cruzado anterior. Y aunque agregaron jugadores en posiciones de necesidad como el esquinero y el guardia ofensivo, los Steelers también liberaron al esquinero Steve Nelson para ahorrar espacio en el tope, y cortaron al guardia veterano David DeCastro debido a una molesta lesión en el tobillo. El centro Maurkice Pouncey se retiró y los Steelers no retuvieron al guardia Matt Feiler, al tackle ofensivo Alejandro Villanueva ni al versátil back defensivo Mike Hilton en la agencia libre.

“Sabíamos que la clase de agencia libre del año pasado era importante, y teníamos un montón de jugadores únicos – buenos – que llegaban al final de sus contratos”, recordó Colbert. “Y luego nos golpearon con los topes salariales reducidos y realmente nos puso contra la pared. Y luego tuvimos a Maurkice Pouncey retirándose, David DeCastro decidiendo que tal vez debido a algunas cosas médicas iba a dar un paso al costado también”.

“Y entonces entramos en ello. Teníamos a Matt Feiler y Alejandro, que eran UFAs y no sabíamos cuál sería su mercado, y sabíamos que estábamos en una situación difícil. Así que tratamos de hacer lo que pudimos desde el punto de vista de la agencia libre, lo cual fue limitado hasta más adelante, cuando algunas cosas encajaron con contratos reducidos y diferentes formas de estructurarlos para hacerlos asequibles.”

Con la salida de cuatro titulares de la línea ofensiva, los Steelers trataron de recargar con el draft y descontar reemplazos en la agencia libre. No funcionó. Roethlisberger fue capturado 38 veces -la mayor cantidad desde 2013- y el juego de terrestre fue el cuarto peor de la liga a pesar de la incorporación de un corredor de primera ronda con Harris.

El lunes, Colbert admitió que el equipo probablemente debió firmar a un liniero ofensivo adicional en 2021.

“Sabíamos que la línea ofensiva iba a ser joven”, reconoció Colbert. “Si tengo algún arrepentimiento, es probablemente por no agregar otro veterano, un veterano asequible, que tal vez podría haber facilitado el tiempo de crecimiento para ese grupo, pero sabíamos que iba a ser un año difícil”.

Los Steelers tampoco han reclutado o añadido una opción significativa de quarterback en los últimos dos años, a pesar de que todos los indicios apuntaban al fin de la carrera de Roethlisberger. Agregaron al ex primera ronda Dwayne Haskins en 2021, pero no logró siquiera ganar el trabajo de segundo mariscal sobre Mason Rudolph. Ahora, los Steelers tendrán que encontrar el reemplazo de Roethlisberger ya sea en Rudolph o Haskins, a través de una clase de draft de mariscales de campo por debajo del promedio o una solución puente en la agencia libre o un canje. Los agujeros en la línea ofensiva y la vacilación histórica del equipo para desprenderse de un valioso capital del draft, hacen poco probable que el equipo pueda negociar por un mariscal de campo de renombre como Aaron Rodgers o Russell Wilson.

La temporada 2022 es fundamental para que el equipo navegue por la era post-Roethlisberger. Después de que Terry Bradshaw se retirara tras la temporada de 1983, los Steelers tuvieron siete temporadas perdedoras hasta que reclutaron a Roethlisberger en 2004. También se perdieron los playoffs cuatro años seguidos, de 1985 a 88. Desde de reclutar a Roethlisberger, los Steelers sólo se perdieron los playoffs en seis ocasiones.

Para mantener el estándar establecido en las últimas dos décadas, los Steelers deben caminar por la cuerda floja de una temporada baja perfecta, encontrando un futuro mariscal de campo franquicia y añadiendo piezas clave a su alrededor. De lo contrario, el equipo no podrá evitar una reconstrucción esta vez.

Con información de ESPN