Pelean en tribunales sacerdote vs la Iglesia por dar misa en latín

Pelean en tribunales sacerdote vs la Iglesia por dar misa en latín

Redacción

Perth.- Un sacerdóte católico tradicional en Australia está solicitando ayuda financiera para pelear su batalla legal después de que el obispo local cerró la comunidad Misa Tradicional y apoderarse de su propiedad en reuniones secretas.

El Padre Michael Rowe es rector de la comunidad Misa en Latín, en la iglesia de St. Anne en Perth. La arquidiócesis está en manos del arzobispo Timothy Costelloe, quien ha emprendido acciones para terminar con la comunidad religiosa.

En 2008, el entonces arzobispo Barry Hickey asignó la iglesia en desuso de Santa Ana a la comunidad de Misa en latín en Perth, declarando por escrito que sería el “lugar permanente” para la Misa en latín. Rowe como párroco de la “cuasi-parroquia” de St. Anne en 2008, Hickey lo nombró formalmente por escrito como rector de la iglesia en 2009, otorgándole plenas facultades de párroco.

Posteriormente, la comunidad de Latin Mass se mudó a la iglesia en 2009 y, desde entonces, según el recaudador de fondos, “ha pagado prácticamente todas las facturas y gastos asociados con el terreno y la propiedad en St Anne’s y su uso y mantenimiento continuos. También han pagado mejoras significativas a la propiedad en ese tiempo”.

En 2017, Costelloe se convirtió en arzobispo y emprendió acciones para fusionar antiguas iglesias territoriales mediante un decreto formal, de lo que Rowe ni siquiera estuvo informado. Ya en 2018, se le notificó a Rowe que la parroquia de Cloverdale sería propietaria tanto de la tierra como de la propiedad de la iglesia de St. Anne.

Se señala que la parroquia Cloverdale tiene la intención de vender parte o la totalidad de St. Anne para construir un nuevo presbítero, a pesar de que la comunidad Misa Tradicional ha invertido más de 1 millón en la propiedad.

El Padre Rowe recurrió entonces a los tribunales civiles, pero antes de que comenzaran los procedimientos judiciales, presentó una advertencia sobre St. Anne’s ante el Registro de la Propiedad en el estado de Australia Occidental, que la arquidiócesis impugnó. Esto fue impugnado en la Corte Suprema de Australia Occidental en noviembre de 2020. Trece meses después, la corte falló en contra de Rowe, diciendo que era esencialmente un asunto interno de la Iglesia.

Ha la fecha, la batalla legal sigue en pie y Rowe espera que el Tribunal Superior de Australia revoque los fallos anteriores.

Con información de Infovaticana