Pedales automáticos o plataforma para ciclismo de montaña

Pedales automáticos o plataforma para ciclismo de montaña

Redacción

Ciudad de México.-Siendo de la vieja escuela, la gran mayoría de mi vida he ido con pedales de plataforma y los he defendido “a muerte”. Sin embargo, desde que me animé a ir «enganchado», me encantan los pedales automáticos. Aprendiendo la base y técnica gracias a los pedales de plataforma, las calas me ofrecen un mejor manejo de la bici.

No obstante, cada tipo de pedal tiene sus ventajas e inconvenientes. Para inclinar la balanza hacia uno de los dos lados, deberás tener en cuenta el uso que les vas a dar y el tipo de terreno por el que te vas a mover, entre otras cosas.

Pedales de plataforma

Bicicleta mtb con pedal de plataforma

Los pedales de plataforma o “flat pedals” consisten en una base de plástico o metal con pequeños tornillos repartidos por la superficie donde poder asentar el pie para girar las bielas y proporcionar movimiento a tu bici. Hoy en día existen infinidad de modelos, medidas, e incluso se ha mejorado el material de los “pinchos” para aumentar el agarre. 

Pedales de plataforma con pinchos

A pesar de que los pedales de plataforma se han usado siempre, en DH y BMX sobre todo, son igualmente útiles a la hora de practicar Enduro. Su principal ventaja está en la libertad de movimientos que ofrecen a la hora de manejar la bici y la adquisición de técnica. Al no llevar el pie enganchado a la bici podrás ponerlo o quitarlo con rapidez para marcarte algún truco, o ante cualquier error, susto, o curva cerrada. 

Ciclista de montaña con flats

No obstante, debes concentrarte en mantener la presión de los pies sobre los pedales en las zonas muy bacheadas, para evitar que la zapatilla resbale. Aunque pienses que eso solo puede ocurrir en una bajada, también podría pasarte subiendo una ruta técnica haciendo que tu pie se levante sin control debido a la irregularidad del terreno y te desequilibre. Podrías incluso hacerte la típica herida en la espinilla, muy común en quienes eligen este tipo de pedales.

Una buena opción para minimizar ese riesgo, es usar unos pedales de un material de calidad, con buena base y pinchos, además de un calzado específico. Unas zapatillas con suelas resistentes a la torsión, blandas y con un diseño apropiado te proporcionan mejor agarre ayudando a que los “pinchos” encajen perfectamente y no se muevan.

Zapatos con pedales de plataforma

Un calzado adecuado te ofrecerá confianza, buena sensación sobre la bici y tu pie irá bien fijo al pedal sin miedo a que se escape. Ten en cuenta que no sirve de nada tener los mejores pedales de plataforma del mercado si la suela de tu zapatilla no es la adecuada, o viceversa.

Aunque la zapatilla no se mueva, la gran desventaja de los pedales de plataforma se aprecia sobre todo a la hora del pedaleo. Solo podrás ejercer fuerza cuando empujas el pedal hacia abajo, perdiendo bastante eficacia en el movimiento de rotación. 

Ciclista en la nieve

Otro de los puntos positivos de estos pedales es que en condiciones de barro o nieve, la conducción sobre ellos es más segura. Al no acumular barro, ni en el mecanismo ni en las calas, siempre tienes una buena base donde apoyar los pies. Además, si tienes que empujar o portear la bici te resultará muy cómodo caminar con unas zapatillas sin calas.

Ventajas de los pedales de plataforma

  • Libertad de movimiento (ante problemas, o para saltos y trucos)
  • Perfectos para usar en condiciones de barro o nieve
  • Zapatillas cómodas para andar
  • Gran variedad en el mercado
  • Especialmente buenos para adquirir técnica

Desventajas de los pedales de plataforma

  • Heridas en las espinillas por golpes o raspones de tus pedales
  • Posibilidad de que se te salga el pie en zonas técnicas, cortados o saltos

¿Para quién son ideales los pedales de plataforma?

  • Amantes de los bikeparks y de hacer trucos “no foot”
  • Si prefieres sacar pie en curvas cerradas, zonas técnicas, o simplemente tener esa libertad de movimiento
  • Si vives en climas fríos o húmedos y sales por terreno de barro pegajoso o nieve

Pedales automáticos

Muelles en pedales mtb

Los pedales automáticos (o clipless) se componen de una estructura que posee un mecanismo formado por unos muelles que enganchan una pieza metálica (cala) atornillada a la zapatilla. Para liberar el pie, simplemente hay que realizar un giro del talón hacia afuera.

La estructura puede ser de mayor o menor tamaño. Para quien practica Enduro puedes buscar una base que te otorgue mayor superficie donde apoyar el pie y así darte más tranquilidad si la cala no se ha acoplado. Por otro lado, para disciplinas como el Cross-country podrías optar por unos pedales con menor superficie.

Pedales automáticos con plataforma

Una de las grandes ventajas, gracias al enganche de los pedales con la cala, se aporta fuerza durante todo el ciclo de pedalada, consiguiendo un movimiento más fluido y eficaz.

En saltos y bajadas técnicas nos otorgará estabilidad, ya que se reduce la probabilidad de que se nos escape el pie del pedal. Además los pedales automáticos ayudan a tirar más de la bici y llevarla a donde queramos. Incluso, dependiendo de tu nivel, podrás hacer algún tipo de salto o maniobra para cambiar tu trayectoria con el tirón de los pedales.

Zapatillas mtb con calas

El uso de estos pedales te obliga a comprar unas zapatillas especiales, ya que como se mencionó anteriormente, necesitas unas calas para engancharte al pedal. Esto supone un gasto adicional, aunque sí que es cierto que son zapatillas muy duras y resistentes. Lo malo es que si te toca portear la bici o bajar andando por una zona difícil, te será más incómodo, ya que las suelas son mucho más rígidas y las calas pueden resbalar.

Zapatillas con calas cubiertas de barro

Otro punto negativo de este sistema es que si hay mucho barro es posible que este se acumule en el muelle y en la cala dificultando o impidiendo el acople. Tendrás que utilizar un palito o llave Allen para limpiar la zona tanto del pedal como de la zapatilla.

Algo que no podemos olvidar es la necesidad de un pequeño periodo de adaptación antes de meterte a fondo en acción. Caerse siempre es uno de nuestros mayores miedos (me incluyo). Es aconsejable entrenar varias veces el movimiento para acoplar y desacoplar la zapatilla al pedal, asimilarlo bien y regular la tensión del muelle del pedal.

Con información de Pedália