Operan con éxito a bebé recién nacido en Aguascalientes

Operan con éxito a bebé recién nacido en Aguascalientes

Redacción

Aguascalientes, Ags.-El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Aguascalientes atendió el parto por cesárea de una niña que nació con los intestinos fuera de la cavidad abdominal (gastrosquisis). Gracias al diagnóstico oportuno de esta malformación, se programó la participación de un equipo multidisciplinario de especialistas para practicar la cirugía correctiva, justo al nacer la bebé y antes de cortar el cordón umbilical.

La intervención permitió introducir a la cavidad abdominal las vísceras que estaban fuera de su lugar, explicó el cirujano pediatra Ivo Emanuel Velázquez Ugalde, quien coordinó el procedimiento y participación de ginecólogos, anestesiólogos, cirujanos, pediatras y enfermeras que operaron a la recién nacida.

“Para realizar este tipo de cirugía, tenemos como cinco minutos antes de que el ginecólogo corte el cordón umbilical y el bebé se despierte, esto es fundamental para realizar el procedimiento con éxito,  y así lo hicimos”, afirmó.

Velázquez Ugalde detalló que el procedimiento quirúrgico llamado  simil-exit; son intervenciones intraparto de alta especialidad,  que en otros tiempos se realizaba en ciudades como León o Guadalajara. 

“Actualmente, el IMSS en Aguascalientes cuenta con personal calificado, insumos, tecnología e infraestructura para responder a estas necesidades de la población”, explicó.

Además, practicar la cirugía al momento de nacer, evita que los bebés pasen tiempo con los intestinos en una bolsa (silo), sean sometidos a cirugías mayores e incluso vivan estancias prolongadas en terapia intensiva.

“En esta cirugía, dijo, ni siquiera  tuvimos que suturar; utilizamos parches que permiten una cicatrización más rápida y a las dos semanas, la bebé ya estaba comiendo normalmente. Al día de hoy, esta pequeña tiene peso y talla normales y reporta un desarrollo óptimo”.

Por su parte, el ginecólogo que participó en la cesárea, Hernán Fabián Mireles Delgado, subrayó la importancia del control prenatal que llevó la mamá Norma Silvestre Martínez, desde las primeras semanas de gestación.

“Gracias al control prenatal,  en el cuarto mes del embarazo pudimos darnos cuenta de la malformación que traía la bebé, se diagnosticó con toda precisión y pudimos prever el manejo y tratamiento, que culminó con la cirugía realizada oportunamente”, comentó.

Los médicos coincidieron en que sin diagnóstico oportuno, la cirugía no se habría podido programar.

A cirujanos, ginecólogos, pediatras, enfermeras y personal involucrado; expresó su gratitud la señora Norma Silvestre: “yo tenía mucho miedo, no sabía que iba a pasar y si mi bebé iba a vivir, pero con el apoyo de los médicos  pasé por todo esto de la mejor manera. Todos en el IMSS me trataron muy bien,  pero sobre todo, pude ver que el IMSS tiene los mejores médicos y eso me dio toda la tranquilidad de que iba a salir adelante y así fue. Muchas gracias”.