Nueva Línea de Fuego: Años y años de promesas en Aguascalientes

Nueva Línea de Fuego: Años y años de promesas en Aguascalientes

Gilberto Valadez

Aguascalientes, Ags.- Concebida hace tres décadas como un moderno espacio para el comercio formal, la llamada Nueva Línea de Fuego terminó convirtiéndose en una zona de paracaidistas y un punto de inseguridad en el poniente de esta capital.

Más aún, a lo largo de los años, los gobiernos municipales emanados del PRI o del PAN han manoseado las palabras de “rescate”, “modernización” o han especulado con proyectos de un parque sin que a la fecha se haya concretado las promesas de campaña.

Ahora, el actual ayuntamiento de extracción panista vuelve a anunciar un plan de recuperación de la zona. Proyecto en donde ya fracasaron sus antecesores.

Proyecto nonato

Los antecedentes del predio datan desde 1982, cuando en julio de ese año la Secretaría de Planeación del Estado presentó el proyecto de la Nueva Línea de Fuego de Fierreros y Similares, en la zona aledaña al antiguo Camino a San Ignacio. Siendo visto como una alternativa al mercado informal de los días domingos y que también usa el nombre de Línea de Fuego.

En su momento, se habló de la edificación de más de 400 locales para comercio establecido, en una zona que comenzaba a extender con motivo de la mancha urbana al poniente de la ciudad, en los límites de los actuales fraccionamientos Colinas del Río y Colinas de San Ignacio.

Sin embargo, con el paso de los años, el proyecto quedó en el olvido. La gran mayoría de los locales nunca fueron utilizados para sus fines originales, dando pie a inseguridad o a la llegada de personas de escasos recursos quienes improvisaron esos predios como viviendas.

Las promesas

Las administraciones municipales que han desfilado desde entonces en Aguascalientes han mencionado el problema, pero en la práctica ofrecieron pocas soluciones reales al conflicto de inseguridad o vivienda.

En las votaciones de 2010, la candidata priista Lorena Martínez Rodríguez prometió mudar a los vecinos a un fraccionamiento con rentas similares a los 300 pesos que entonces pagaban por renta a los locales.  Ya en la parte final de su gestión, la alcaldía de Martínez contempló un proyecto de rescate que incluía el derribo de algunas fincas, citando un avance de negociaciones con el 35 por ciento de los entonces 40 residentes.

Pero el proyecto de la tricolor nunca se hizo realidad.

Una investigación de la reportera Tania García, divulgado en 2014 en La Jornada Aguascalientes, calculó para entonces la presencia de un centenar de personas habitando los locales de la abandonada zona comercial.

Las amenazas

Con el cambio de colores en la alcaldía capitalina, no se dieron mayores avances durante la gestión del panista Antonio Martín del Campo.

En febrero de 2015, Martín del Campo avaló el derribo de algunas fincas de la zona, que derivó en el desalojo de personas, justificando para ello riesgo en las edificaciones y quejas de inseguridad por parte de los vecinos.  El propio alcalde panista argumentó que “estamos viendo un riesgo de que se pueda colapsar la infraestructura que usan como casa y que alguna persona pueda sufrir daños por ello hay que actuar antes, o bien, que los dueños arreglen sus viviendas”.

Martín del Campo dio plazo de un mes a los locatarios para abandonar las viviendas que se consideraban en riesgo. Pero para el 12 de marzo de 2015, Enrique Peralta Plancarte, secretario de Desarrollo Urbano del municipio, dijo que el desalojo iba “para largo”, señalando que la gestión no tenía autoridad para obligar a las personas a mudarse de un día para otro.

En realidad, la administración de Antonio Martín del Campo nunca mostró claridad en torno a la recuperación del punto rojo. El 15 de diciembre de 2014, el propio Enrique Peralta, declaró a los medios que se tenía contemplada la edificación de una “zona de esparcimiento”, pero admitió que se carecía de los recursos suficientes.

¿Ahora sí?

En sus dos periodos al frente del municipio, la alcaldesa reelecta Teresa Jiménez ha tocado el tema de la Línea de Fuego. Siendo hasta recientemente cuando el proyecto pareció tomar fuerza, después que el Cabildo de Aguascalientes aprobó el pasado 21 de diciembre la adquisición de 25 predios que conforman un proyecto de rescate.

Jaime Beltrán Martínez, secretario del Ayuntamiento, declaró ese día que la iniciativa es parte de un proyecto de Jiménez para beneficio de la población. “Ella está privilegiando el tema de los espacios públicos donde la gente pueda convivir y generar la convivencia”.

No obstante, Beltrán no abundó detalles en torno al proyecto, ni la inversión financiera que se destinaría.

Cabe mencionar que la actual alcaldía panista ya había manoseado el tema de la nueva Línea de Fuego. El 9 de octubre de 2018, el Cabildo de Aguascalientes anunció la adquisición de cinco lotes en la zona, para un total de 80 metros cuadrados.

Sin embargo, los regidores de oposición Netzahualcóyotl Ventura y Miguel Romo, ambos del PRI, se quejaron entonces que en el dictamen que les presentado, no había más información del costo que se había desembolsado en la operación, así como la falta de datos para su utilización.