No voy a pedir licencia: Adán Valdivia (Su suplente es padre de Javier Luévano)

No voy a pedir licencia: Adán Valdivia (Su suplente es padre de Javier Luévano)

Claudio Bañuelos

Aguascalientes, Ags.- El alcalde panista de Calvillo Adán Valdivia López aseguró que no va a solicitar licencia a su cargo del cual tomó posesión apenas el pasado 1 de enero, a raíz de que un diario de circulación nacional ventiló que fue sentenciado a 4 años y 3 meses de cárcel por haber utilizado un certificado de bachillerato apócrifo.

En rueda de prensa celebrada en esta capital el munícipe blanquiazul que tiene por suplente al padre de Javier Luévano Núñez actual secretario de gobierno del estado que encabeza el también panista, Martín Orozco Sandoval, señaló que “no tengo por qué hacerlo, es un tema personal“.

Acompañado del líder del PAN con licencia, Paulo Martínez López y del diputado federal, Jorge López Martín así como algunos regidores y miembros de su cabildo, el edil presumió que revalidó sus estudios de preparatoria y de la carrera de derecho que cursó en la Universidad La Concordia ante la propia Secretaría de Educación Pública.

A su vez reconoció que pese a estar enfrentando un proceso judicial, donde ya le dictaron sentencia y su proceso de impugnación  no interfiere en su labor al frente del Ayuntamiento calvillense “quiero enfatizar que de ninguna manera esta en riesgo la gobernabilidad y el desarrollo de Calvillo. El proceso legal, yo haré uso de los medios jurídicos para defenderme como cualquier ciudadano, con la seguridad de que la razón y la ley están de mi lado“.

Luego añadió de manera ilógica que pese a ello su encargo “no permite distracción alguna, estaos trabajando para dar resultados a la gente que confío en nuestro proyecto político desde el inicio“.

El joven edil más adelante reconoció que lo chamaquearon por su juventud ya que cuando compró en 5 mil pesos el documento tenía 17 años.

Igualmente expresó que “no engañé a nadie“, pese a que en octubre del 2015 le notificaron por parte de la PGR que había un proceso en su contra por la utilización de documentos apócrifos y él no le informó a su partido que maneja un código de ética.

También comentó que no va a solicitar licencia a su cargo, porque “no soy inocente y no cometí delito alguno, pero si hay una sentencia no es cosa juzgada. No hubo dolo ni mala fe“.

Habrá que señalar que Adán Valdivia no es el primer panista que ocupa un cargo que enfrenta un proceso judicial.

Actualmente el exgobernador del estado, Luis Armando Reynoso, enfrenta cuatro proceso judiciales acusado por ejercicio indebido del servicio público y peculado con amparos.

El propio gobernador del estado, el panista tiene un proceso judicial por ahora suspendido acusado de tráfico de influencias.

Incluso el ex edil de Calvillo, Jesús Soto López estuvo casi 4 años en prisión acusado de enriquecimiento ilícito.