No perdona a Ninel

No perdona a Ninel

Reforma

CDMX.- Juan Zepeda aún no disculpa a su ex pareja, Ninel Conde, porque lo haya acusado de fraude y que por esa razón pasara siete meses encerrado en el reclusorio.

“Hay cosas que no se perdonan”, aseveró Zepeda.

En febrero de 2015, el empresario fue detenido por las autoridades luego que la cantante lo denunciara por presuntamente haber cobrado cheques sin su previa autorización por una cantidad que ascendía a 3 millones de pesos.

En septiembre de ese año, Zepeda quedó en libertad por falta de elementos que lo señalaran como culpable del delito y después de que “El Bombón Asesino” informara que había llegado a un acuerdo con su ex pareja.

“Tampoco es que ande cargando con la pena por todos lados. Simple y llanamente hay cosas que no son fáciles de perdonar.

“No fue cualquier cosa, fue un episodio muy amargo para mi vida y la de toda mi familia. Sinceramente, no es algo fácil de sobrellevar”, compartió a casi un año de ser liberado, en la alfombra roja de la presentación de la primera edición de Los + Bellos de TVyNovelas.

Tras una relación de siete años, el matrimonio anunció su separación en agosto de 2013.
Meses más tarde, la intérprete comenzó una relación con su ahora también ex Giovanni Medina, con quien tuvo un hijo.

Apenas en junio, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad giró una orden de aprehensión contra Medina por un supuesto fraude.

Para Zepeda la situación que vive Ninel se lo ha ganado.

“Hay una justicia divina, un Dios y las cosas el tiempo las pone en su lugar”, opinó.

“El común denominador es ella. Se ha mostrado como víctima siendo que las víctimas somos todos los que vamos pasando. Véanlo, se los dejo de tarea”, agregó.

Ninel Conde también asistió al mismo evento en el Cárcamo de Dolores y dijo que ella no le guarda rencor a Zepeda.

“La gente bella es la que tiene su alma bien, aprenden a perdonar como yo a él. ¡Ya lo perdoné!”, dijo la cantante.

Compartió también que las enseñanzas de su madre y su religión la hacen estar en paz.

“Son los principios de esa naturaleza (religiosos), los que me ayudan. Una cosa es hacer justicia y otra cosa hacer algo más”.

Y al preguntarle si ya tiene un nuevo romance, sólo sonrío.