XALAPA, VERACRUZ, 17ABRIL2010.- Este medio d’a Javier Duarte de Ochoa, rindi— protesta como candidato a gobernador del estado de Veracruz por el Partido Revolucionario Institucional (PRI),  en el estadio "Jalape–o" de la ciudad de Xalapa. 
FOTO: JOSƒ CANDELARIO/CUARTOSCURO.COM

Niegan los Mouriño negocios con Duarte

Reforma

CDMX.- Carlos Mouriño Terrazo, director de Inmobiliaria Supermex, negó que el Gobernador con licencia de Veracruz, Javier Duarte, haya adquirido terrenos en un complejo inmobiliario de la familia Mouriño.

El hermano del fallecido Secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, aseguró que ninguno de sus familiares ha hecho negocios con el político priista, quien está prófugo de la justicia.

“A título personal, en nombre y con autorización de toda mi familia, desmiento categóricamente cualquier vinculación de dicho caso con el Gobernador Duarte, con el señor Moisés Mansur Cisneyros, con el señor José Juan Janeiro o con la empresa Inmobiliaria Cartujano”, afirmó en una carta.

REFORMA publicó ayer que la Procuraduría General de la República (PGR) indaga la adquisición de terrenos ejidales, a través de prestanombres de Duarte, donde se construyó el conjunto inmobiliario Campeche Country Club, propiedad de Carlos Mouriño Atanes, padre de Carlos y Juan Camilo.

“Niego conocer yo o alguien de mi familia, personalmente, vía verbal, escrita, o electrónica a cualquiera de las personas antes citadas o cualquier representante de ellas o de la empresa”, agrega la misiva.

Mouriño Terrazo explicó que el ejido Lerma, ubicado en el Municipio de Campeche, originalmente medía 10 mil 263 hectáreas, de las cuales algunas fueron puestas en venta.

En 2011, detalló, Inmobiliaria Supermex, propiedad de la familia Mouriño, adquirió 156 hectáreas —el 1.5 por ciento de la extensión total del ejido—; luego, para la construcción del Campeche Country Club compraron otras 336 hectáreas.

“Desconocemos quiénes compraron o cuál fue el destino de las restantes 10 mil 107 hectáreas, el 98.5 por ciento del ejido en total”, añade Mouriño Terrazo.

“La Inmobiliaria Cartujano ni ninguna de las personas antes mencionadas tuvo ninguna transacción o interacción con Inmobiliaria Supermex, Campeche Country Club o cualquier otra empresa de mi familia”.

La familia Mouriño, afirma, actuó con legalidad en el proceso de compra de los predios del ejido y lamenta ser parte de la investigación de la PGR.