Necaxa cumplió este jueves 20 años sin ser campeón de Liga

Necaxa cumplió este jueves 20 años sin ser campeón de Liga

Gilberto Valadez

Aguascalientes, Ags.- Los Rayos de Necaxa cumplieron dos décadas sin brindarle la mayor alegría a sus aficionados.

Fue el 13 de diciembre de 1998 la última ocasión que la plantilla -todavía entonces de la Ciudad de México-, alcanzó el título del Invierno 98: el quinto torneo corto organizado por el futbol mexicano.

Sobre la cancha del Estadio Jalisco, el conjunto rojiblanco se impuso de manera sorpresiva a los favoritos Chivas de Guadalajara por 2-0, merced a anotaciones de Salvador Cabrera y Sergio Vásquez, ambos en el segundo tiempo. El marcador global quedó idéntico, pues ambas oncenas habían empatado sin goles en el partido de ida en el Estadio Azteca.

Para el anecdotario quedó una jugada clave en el primer tiempo, después que el portero de Necaxa, Adolfo Ríos, le detuvo un penalti a Alberto Coyote, del Guadalajara, manteniendo en cero a los tapatíos quienes ya no se pusieron reponer.

El Necaxa de aquel torneo también sumaba elementos como Carlos Hermosillo, Pedro Pineda, José Luis Montes de Oca y el ecuatoriano Alex Aguinaga, entonces capitán del Necaxa.  El técnico en turno, Raúl Arias.

Era la última fase de los mejores años de los antiguos electricistas que acapararon éxitos en los años noventas, ganando los campeonatos consecutivos de 1994-95 y 1995-96, las dos últimas competencias con carácter anual en el balompié local.

Los Rayos volverían a disputar una final en el Verano 2002, que perdieron ante el América en tiempos extras. Un año después formalizaron su mudanza a Aguascalientes, mediante la construcción del Estadio Victoria, pero quedaron lejos de los éxitos alcanzados en el Azteca. El colmo sería el descenso en 2009 con Raúl Arias, el último técnico que los llevó al campeonato; fracaso que se repitió dos años después en 2011, con un nuevo bajón a la categoría de Liga de Ascenso.

A 20 años de su último arribo a un juego cumbre, los Rayos volvieron de nueva cuenta a la Primera División, siguen en Aguascalientes y ganaron un Torneo de Copa en 2017. Pero el triunfo máximo continúa en espera.

Este año ni siquiera pudieron clasificar a la liguilla del campeonato que finalizará el domingo.