Multará INE con 560.8 millones de pesos a todos los partidos políticos

Multará INE con 560.8 millones de pesos a todos los partidos políticos

La Jornada

Ciudad de México.- Los nueve partidos políticos nacionales y 32 locales serán multados con el pago de 560.8 millones de pesos por anomalías detectadas en sus informes de ingresos y gastos ordinarios de 2016, que incluyen adeudos de impuestos por 180.6 millones de pesos.

El PRI encabeza la lista de los partidos con las sanciones más altas, con 103.6 millones de pesos, seguido por el PT, 98.58 millones, y Morena, 97.41 millones de pesos.

Tras prolongado debate, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) también aprobó ayer no investigar los viajes realizados por los dirigentes de todos los partidos políticos en este periodo, ya que el procedimiento oficioso que impulsaban algunos consejeros tenía como base sólo una nota periodística acerca de las giras emprendidas por Andrés Manuel López Obrador, de Morena.

Aunque el INE sancionó a las fuerzas políticas con montos globales 27 por ciento más altos que los del año pasado, que fueron por 392 millones de pesos, el presidente del instituto, Lorenzo Córdova, minimizó las faltas cometidas por los partidos al considerar que son relativamente menores.

Sin embargo, entre las irregularidades más graves se encuentra que acumulan cuentas por pagar por 310.1 millones de pesos, de las cuales 129.4 millones son a proveedores y 180.6 millones de pesos de impuestos adeudados a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y al Instituto Mexicano del Seguro Social.

En la sesión varios partidos se quejaron sin éxito de las sanciones impuestas. Sólo en un caso ocho consejeros, encabezados por Marco Antonio Baños, votaron en contra de emprender una investigación acerca de los viajes efectuados por los presidentes nacionales partidistas.

Horacio Duarte, representante del partido Morena, reprochó a los consejeros que pretendieran investigar al tabasqueño a partir de una nota informativa, cuando han rechazado esclarecer casos como el de Odebrecht, que han surgido de escándalos periodísticos.

Foto

Las consejeras Dania Ravel y Pamela San Martín no lograron que sus colegas respaldaran la propuesta de obligar a los partidos a canalizar en seis meses 24 millones de pesos etiquetados para el liderazgo político de las mujeres y si incumplen, castigarlos con el pago de 50 por ciento de este monto.

Ravel tampoco consiguió que se investigaran los recursos destinados para ese fin por el PVEM en Nuevo León, que gastó más de 9 millones de pesos en la producción de un libro presuntamente para promover la participación política de la población femenina, pero no hay prueba de su impresión ni de su distribución masiva.

No prosperó una propuesta del consejero Benito Nacif para que se cancelara una investigación del dinero que triangulan PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano (MC) mediante sus fundaciones políticas.

Córdova y Murayama minimizan transas partidistas.

Cuando se ha mencionado que el PRI impulsó el recorte de 800 millones de pesos al presupuesto del INE del próximo año, Córdova defendió a los partidos al asegurar que se están financiando de dinero lícito y lo están gastando bien y cada vez mejor.

El consejero Ciro Murayama, presidente de la Comisión de Fiscalización, también minimizó las anomalías detectadas en la contabilidad partidista, ya que 98 de cada cien pesos de financiamiento que reciben son debidamente gastados y comprobados.

Tras señalar que 95 de cada cien pesos que reciben los institutos políticos vienen de financiamiento público, concluyó que es insostenible, al calor de la contienda que se avecina, decir que los partidos pueden subsistir sólo con financiamiento privado.