Muere obispo Arturo Lona, oriundo de Aguascalientes

Muere obispo Arturo Lona, oriundo de Aguascalientes

Redacción

Ciudad de México.-Siempre polémico, obispo de Tehuantepec fallece este día.

El obispo emérito de Tehuantepec, Arturo Lona Reyes, quien era conocido como “El obispo de los pobres”, falleció a los 94 años tras complicaciones por Covid-19.

El sobrenombre le fue conferido por su solidaridad y su labor altruista a favor de las comunidades originarias de Oaxaca.

Su cuerpo será cremado y se desconoce si habrá algún evento religioso en su honor o si todo será a distancia través de las redes sociales.

El padre Joaquín Galván, encargado de salud sacerdotal de la Diócesis de Tehuantepec, confirmó: “Oficialmente comunicamos el fallecimiento del padre Obispo, Arturo Lona Reyes, conocido como “el obispo de los pobres”. Ha vuelto a la casa del padre celestial, bajo la intercesión de María Nuestra Madre”.

Arturo Lona Reyes ingresó desde hace dos semanas al Hospital Médica Azul en Lagunas Oaxaca, tras una complicación en su columna; sin embargo, tras días de estar internado, se le practicó la prueba de Covid-19 y dio positivo, por lo que su diagnóstico fue grave, debido a que también padecía diabetes.

Tras su muerte, en las redes sociales amigos y conocidos, entre ellos la Diócesis de Tehuantepec, la poeta zapoteca Irma Pineda, así como defensores comunitarios de la región del Istmo de Tehuantepec al igual que el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, dieron sus condolencias y admiración hacia el líder religioso, a quien le reconocen su labor durante 49 años a favor de los pueblos indígenas.© Proporcionado por Aristegui Noticias

El líder religioso nació el 1 de noviembre de 1925 en el estado de Aguascalientes, y en el año de 1952 tomó los hábitos del sacerdocio, veinte años años después, el 15 de agosto de 1972 asumió el cargo de obispo en la Catedral de Asunción de María de Santo Domingo Tehuantepec y desde entonces su lucha ha sido en la predicación, al empleo con la creación de cooperativas de producción y su mayor logro educativo, “La Universidad Indígena” en la zona mixe de la región del Istmo.

Arturo Lona Reyes se convirtió en obispo emérito en el año 2000, y desde la vida pastoral ha brindado asesoría y acompañamiento a los pueblos indígenas, en especial a los que viven en resistencia con la llegada de megaproyectos mineros y eólicos al Istmo y también a la tala inmoderada que viven los zoques de Chimalapas.

También fundó 15 bachilleratos maristas y una universidad de la orden los jesuitas hace 13 años, con la cual seis generaciones de jóvenes indígenas de la zona norte del Istmo han logrado seguir estudiando.

Con información de Aristegui Noticias