Madre que asesinó a su hijo de 7 años es sentenciada a 42 años en Tijuana

Redacción

CIUDAD DE MÉXICO.- La madre de Miguelito y su pareja, recibieron una sentencia de 42 años, por el asesinato del menor, señaló la Procuraduría General de Justicia del Estado en Tijuana, Baja California.

El juez Sexto de Primera Instancia Penal determinó una pena de 42 años y seis meses de prisión a Gonzalo del Río Hernández, de 23 años de edad, por ser el responsable del delito de homicidio calificado, y de igual forma 42 años seis meses de prisión a Karina Luna Sandoval, de 26 años de edad, madre de la víctima, por el delito de homicidio agravado en razón de parentesco.

El menor de 7 años, fue asesinado por su propia madre, en un crimen planeado por la homicida como “regalo” de cumpleaños para el padre del pequeño.

La mujer, identificada como Karina Luna Sandoval, de 26 años de edad, planeó el asesinato de su único hijo con meses de anticipación, en lo que parece ser una venganza en contra de su expareja sentimental, de quien estaba separada desde hace tiempo.

El menor de 7 años, fue asesinado por su propia madre, en un crimen planeado por la homicida como “regalo” de cumpleaños para el padre del pequeño

Para llevar a cabo su plan, tuvo la ayuda de su actual pareja, Gonzalo del Río Hernández, de 23 años, quien aparentemente golpeó y acuchilló al niño.

Karina y Gonzalo planearon ejecutar su plan el 20 de diciembre del 2014, cumpleaños del papá del niño. El día de la fecha Karina se encontraba con varios, mientras que su hijo Miguel Saúl estaba en el patio esperando a que su padre llegara por él.

Fue entonces que Karina juntó a su familia en el piso de arriba para distraerlos, ese momento lo aprovechó Gonzalo para agredir a Miguel Saúl,pero el menor empezó a gritar, lo que ocasionó que los familiares salieran de inmediato y el hermano de la hoy sentenciada comenzara a perseguir al asesino.

Los ahora sentenciados, quienes están internados en el Centro de Reinserción Social de La Mesa de Tijuana, desde el pasado mes de diciembre de 2014, cuando se les decretó auto de formal prisión, también se les condenó al pago de la reparación del daño por la cantidad de 676 mil 937 pesos.