Los perros también necesitan de un protector solar

Los perros también necesitan de un protector solar

Redacción

No solo los humanos podemos quemarnos un día de playa, los perros también son candidatos a sufrir la parte más oscura del sol en su propias carnes. Una exposición excesiva de la piel del perro al astro rey puede desembocar en problemas dermatológicos y hasta en cáncer.

Es cierto que están mejor equipados que los humanos contra los efectos del sol en la piel gracias a su pelaje. De ahí que esté totalmente desaconsejado rapar a los perros. Cambia el chip si eres de los que cree que así estará más fresco, si lo rapas, le estarás dejando indefenso frente a los rayos solares. Aunque muchos cánidos presumen de un frondoso pelaje, existen zonas de su cuerpo que no tienen pelo y, por tanto, quedan expuestas. Nos estamos refiriendo a la punta de las orejas y la nariz y el contorno de los labios. Capítulo aparte merecen razas como los bull terrier, boxer, whippet, pitbull o dálmatas y los perros albinos, más vulnberables al sol que el resto.

Protección frente al sol

El sentido común nos dice que la protección solar más eficaz es la que evita que el perro se ponga al sol. También no sacarlo a pasear en las horas centrales del día.

Si el perro se quema, no es nada recomendable que le vuelva a dar el sol en esa zona. Para estos casos, existen unas camisetas finas que podremos ponérselas al animal cuando salgamos al exterior con él. Y si la cosa se ha puesto realmente fea, lo mejor es que lo lleves al veterinario para que él diagnostique el estado y te dé las mejores recomendaciones.

Por cierto, si vas a llevar a la mascota a la playa, ten en cuenta que en determinados momentos del día la arena puede abrasar. Tu perro no puede ponerse unas chanclas como tú pero sí unos protectores de almohadillas. ¿A qué esperas para hacerte con un par?

Sin embargo, de lo que en esta ocasión te queremos hablar es de los protectores solares específicos para perros (sí, existen y son fantásticos), productos no muy conocidos entre el público general y que todos los dueños de perros deberíamos tener en cuenta. No se trata de algo baladí o superficial, se trata de salud.

Razas vulnerables a las quemaduras

Los perros, en su mayoría, están protegidos del sol por el pelo. Sin embargo, hay razas que son más sensibles a sufrir lesiones de piel como los dálmatas, pitbulls, Staffordshire bull terriers, boxers y whippets. También los canes albinos.

Zonas en las que aplicar protector solar

Las zonas donde deberíamos ponerles protector solar a todos los perros son: nariz, alrededor de la boca, la punta de las orejas, la panza y la ingle.

Perros que necesitan protector solar

Además de las razas que os hemos comentado, hay perros cuyas características los hacen más vulnerables a los efectos nocivos del sol y, por tanto, necesitarán protector solar. Se trata de los canes de piel clara (rosita), pelo claro, corto y suave. Los perros que tienen la piel oscura son menos sensibles al sol.

Los perros rapados están muy expuestos al sol

Perros con cortes de pelo

Necesitan protector solar los perros a los que se les ha cortado el pelo y, sobre todo, los que han sido rapados ya que son aún más vulnerables a los rayos solares. A estos últimos habrá que aplicarles crema solar por todo el cuerpo. También los que sufren caída de pelo por alguna alergia o por haber sido operados recientemente.

SPF

El protector solar que le pongas a tu perro debería tener un factor de protección por encima de 30 y ser resistente al agua.

Protector solar para perros

A día de hoy existe en el mercado protector solar especial para perros. Si, a pesar de ello, decides ponerle uno para personas, decántate por una crema para bebés hipoalergénica, sin fragancia ni color.

Cuidado con el óxido de zinc y el octyl salicylate

Lee atentamente la lista de ingredientes del protector solar que le vas a aplicar a tu mascota. Si lleva óxido de zinc u octyl salicylate ni se te ocurra ponérsela porque resultan nocivos para los perros. Tampoco debe llevar ácido paraaminobenzoico (PABA).

Cómo echarle protector solar al perro

Si le vas a aplicar un protector solar no específico para perros, repártelo en pequeñas cantidades para que se absorba lo más rápidamente posible y no tenga oportunidad de lamerlo. Una buena idea es distribuirlo con un bastoncillo de los oídos. La aplicación de un protector solar especial para canes es más sencilla ya que no son peligrosos si se lamen aunque, lógicamente, hay que evitarlo y se puede hacer con un rápido masaje.

Prevención

Para prevenir problemas en la piel de nuestro peludo así como evitar golpes de calor, lo ideal es sacarlo a pasear a primera y última hora del día y llevar agua encima. De 9 a 15 las mascotas deberían estar resguardadas del sol.

Ante cualquier señal de alarma, ¡al veterinario!

¡Al veterinario!

La exposición prolongada del perro al sol puede derivar en alteraciones cancerígenas en su piel. Le pueden salir tumores en la panza, el interior de los muslos, la espalda, los ojos, alrededor de la nariz y en el hocico. Ante cualquier señal de alarma, lleva a tu peludo al veterinario.

Distintos formatos

Encontrarás protectores solares para perros en formato loción, gel y hasta aerosol. Elige el que más te convenga según lo extensas que sean las zonas a proteger.

Y si se quema…

Para aliviar a un peludo que se ha quemado, lo mejor es darle un baño con agua fría y un limpiador que no lleve jabón y sea específico de perros. Mezcla un poco de producto con unas gotas de aceite de neem y enjabona. Este aceite no es tóxico y le aliviará.

Perro blanco pequeño en la arena de la playa

Cuidado con los perros con caída de pelo o enfermedades en la piel

En estos casos se hace aún más importante si cabe proteger su piel del sol. Puede ser que al perro se le haya caído el pelo por una alergia, que tenga alguna patología dermatológica o esté recientemente operado, ojito.

Perros adoradores del sol

Al igual que ciertas personas, existen perros que literalmente adoran el sol y disfrutan tostándose bajo el astro rey. Si tu peludo pertenece a ese club y se le pasan las horas tumbado panza arriba, ya sabes, embadúrnale bien de protector la zona inguinal (desde el vientre hasta las patas de atrás). También es buena idea que lo fuerces a ir a la sombra y le refresques o se bañe.

Protección limitada

¿A que el protector solar que te echas tú tiene una duración limitada y debes aplicártelo varias veces para no quemarte? Pues con tu perro pasa igual. Si, por ejemplo, vais a estar en la playa un buen rato, sería conveniente que se lo reaplicaras.

Con información de Muy Interesante